¿Cuáles son los beneficios de tener una piscina techada en las escuelas?

No todas las escuelas de Estados Unidas son tan afortunadas como para tener una piscina para sus alumnos. Una piscina cubierta abre las puertas a diversos deportes que pueden disfrutarse a lo largo del año sin tener que preocuparse por las condiciones climáticas exteriores. Los estudiantes con distintos rangos de experiencia pueden disfrutar de las actividades acuáticas en la clase de educación física y competir en los deportes competitivos de natación.

Educación en natación

Los niños de distintas edades pueden disfrutar de la natación. Enseñarle a un alumno las técnicas básicas de natación asegurará que se introduzca en una experiencia acuática segura. Tu niño puede sentirse naturalmente atraído por el agua, pero también puede ser una experiencia peligrosa que ponga en riesgo su vida si no está entrenado para estar en el agua de manera segura. Todas las clases para principiantes de la escuela deberían enseñarle a los niños a mantenerse a flote en la piscina. Nadar como perro bajo el agua usando tus piernas y brazos evitará que te hundas bajo la superficie. Las lecciones de respiración y aprender a mantener la respiración de manera adecuada baja el agua son los puntos de inicio para enseñar las brazadas y patadas básicas e introducirse en las actividades acuáticas. Un entrenamiento acuático apropiado no sólo te ayudará a enseñarle a nadar a tus niños, sino que el entrenamiento y la seguridad en el agua pueden también ayudar a salvar vidas.

Educación física

American Council on Exercise sugiere que los niños y adolescentes hagan hasta 60 minutos diarios de ejercicio. Una piscina de natación en la escuela puede sustituir una clase tradicional de educación física. Si un estudiante se mantiene activo en el agua por hasta 60 minutos, puede quemar hasta 511 calorías. Esto puede ser más beneficioso que jugar juegos en el gimnasio. También trabaja la mayoría de los grupos musculares en el cuerpo, mejorando la flexibilidad y proveyendo fuerza muscular.

Beneficios para la salud

Los beneficios de nadar y mantenerse activo son numerosos. Realizar ejercicios acuáticos diariamente puede evitar que tu niño tenga sobrepeso y se vuelva obeso. Si actualmente tiene sobrepeso, probablemente verá una bajar su peso en el curso del año lectivo al hacer actividades y ejercicios acuáticos regularmente todos los días. Esto puede ayudar a prevenir la aparición de la diabetes tipo 2, niveles altos de colesterol y presión sanguínea elevada. El ejercicio acuático tiene un bajo impacto y puede ser terapéutico para aquellos niños con lesiones ocasionadas por el deporte y otras condiciones genéticas que afecten sus articulaciones y músculos.

Actividades extracurriculares

Participar en actividades extracurriculares en una piscina cubierta puede ser beneficioso para tu niño. Puede realizar deportes competitivos que le enseñen a jugar en equipo y practicar el buen espíritu deportivo. Si tu niño asiste a una escuela donde no hay piscina, es importante consultar en los colegios cercanos para averiguar si ofrecen la posibilidad de que los residentes de la ciudad o el país hagan natación allí. Nadar luego de la escuela puede mantener el tiempo de tu niño ocupado y evitar que desarrolle un estilo de vida sedentario jugando videojuegos o mirando televisión. Puede mantenerlo ocupado y reducir las posibilidades de que se meta en problemas por tener demasiado tiempo libre. A veces las escuelas ponen a disposición sus piscinas para niños que no son sus estudiantes, recaudando así un dinero adicional para el distrito escolar.

Más galerías de fotos



Escrito por julie boehlke | Traducido por azul benito