¿Cuáles son los beneficios de los jugos de zanahoria, naranja o remolacha?

Los jugos de frutas y verduras como los de naranja, remolacha y zanahoria son bebidas nutritivas que contienen vitaminas y otros nutrientes promotores de la salud y que se elaboran generalmente exprimiendo o macerando las frutas o vegetales frescos. En otros casos, el jugo es filtrado para limpiarlo, pero removiendo así la pulpa y reduciendo su contenido de fibra saludable. Hoy en día, los jugos sin filtrar están fácilmente disponibles en las tiendas de abarrotes o tiendas de comida sana, o puedes hacerlo tu mismo con un exprimidor en casa. Estos jugos pueden ser más caros que aquellos que se distribuyen de manera comercial, pero los jugos naturales tienen un sabor más fresco, además de un alto contenido de fibra dietética.

Jugo de zanahoria, más que un bonito color


Jugo de zanahoria.

El jugo de zanahoria, hecho a base de zanahorias frescas, es rico en betacaroteno, vitaminas B, folato, calcio, magnesio, potasio y hierro. En un estudio publicado en 2003, en los “Annals of Nutrition and Metabolism”, se descubrió que los jóvenes sanos que siguen una dieta baja en carotenoides, al consumir 1.5 tazas de jugo de zanahoria al día por dos semanas, rápidamente incrementaron su nivel de carotenoides en la sangre y eventualmente fortalecerán su sistema inmune. Por su alto contenido de betacaroteno, consumir jugo de zanahoria puede además mejorar tu visión nocturna, especialmente para aquellos con deficiencia en vitamina A, un importante requisito para una buena visión.

Jugo de naranja, cargado de vitaminas


Jugo de naranja.

El jugo de naranja es particularmente rico en vitamina C, una vitamina que tiene propiedades antioxidantes y que además es un importante productor de colágeno, fortalece la función del sistema inmune y mejora la cicatrización. También promueve la absorción de hierro y calcio. Las personas con deficiencia de hierro se les aconseja tomar jugo de naranja en combinación con alimentos que contengan hierro. Otros nutrientes que podemos encontrar en este jugo incluyen el potasio, la tiamina, fósforo, folato y vitamina B-6. Una investigación de laboratorio publicada en 1998 en “Advances in Experimental Medicine and Biology” descubrió que consumir jugo de naranja logró prevenir el cáncer de mama en ratas y además incrementa los efectos anticáncerígenos del medicamento tamoxifen, pero estos prometedores hallazgos aún necesitan ser probados en seres humanos.

Jugo de remolacha, para bajar la presión


Jugo de remolacha.

El jugo de remolacha se prepara comprimiendo esta hortaliza. De acuerdo con lo publicado en “Hypertension” en 2008, consumir 2 tazas de jugo de remolacha puede bajar la presión sanguínea de manera tan efectiva como algunos medicamentos de prescripción, posiblemente a través de la producción del óxido de nitrógeno a partir de los componentes de la remolacha, que provoca que los vasos sanguíneos se relajen, dando como resultado una baja de la presión. Según un estudio publicado en la edición del 2006 del “Journal of Agricultural and Food Chemistry”, el jugo de remolacha aumenta la excreción de ácidos biliares y colesterol. Para algunas personas, consumir grandes cantidades de jugo de betabel pueden padecer sequedad en sus cuerdas vocales, erupciones o "beeturia", que es un enrojecimiento de la orina y la heces, pero si se combina combina con otros jugos y se consume lentamente se pueden reducir estos efectos.

Usar con moderación


El jugo de vegetales puede ser parte de un programa de reducción de peso.

Aunque los jugos puede ser una fuente de azúcar y calorías, los jugos de vegetales generalmente contienen menos azúcar que los jugos de frutas y pueden ayudarte en un programa de reducción de peso. Tampoco debes sustituir con jugos las frutas y verduras enteras en tu dieta, porque éstas te proveen de beneficios adicionales por la fibra dietética, ya que mejoran tu digestión y previenen el estreñimiento

Más galerías de fotos



Escrito por manuel attard | Traducido por reyes valdes