¿Cuáles son los beneficios de comer saludable?

Ya sea que quieres bajar de peso o simplemente mantener tu salud a medida que envejeces, comer saludable constituye un componente clave de un estilo de vida saludable. Incluir en tu dieta un mínimo de alimentos procesados y muchos alimentos integrales (como cereales integrales, verduras, frutas, nueces, legumbres, pescados grasos y carnes magras), no sólo proporciona nutrientes para apoyar la función saludable de las células, sino también ayuda a combatir las enfermedades crónicas. Quitar los alimentos no saludables de tu dieta ofrece beneficios porque los compuestos que se encuentran en los alimentos procesados ​​no saludables pueden incrementar el riesgo de enfermedad.

Sentirse con más energía

Una dieta saludable que nutre adecuadamente tu cuerpo te ayuda a sentirte enérgico y productivo. Varios nutrientes, como las vitaminas del complejo B y el hierro, ayudan a tus células a acceder al combustible necesario para que puedan funcionar correctamente. Comer saludable también ayuda a regular el azúcar en la sangre, lo que ayuda a evitar picos de azúcar en la sangre y la consecuente fatiga que puede ocurrir después de comer carbohidratos procesados, como dulces o los granos refinados. La Michigan State University Extension recomienda elevar tus niveles de energía con un desayuno que incluya granos integrales ricos en fibra, los cuales proporcionan energía que dura hasta el almuerzo.

Mejorar la salud cardiovascular

Comer saludable garantiza la salud a largo plazo, una dieta saludable ayuda a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. Las frutas y verduras, por ejemplo, tienen vitamina C, un nutriente que ayuda a mantener la fuerza de los vasos sanguíneos. Una dieta rica en frutas y verduras reduce el riesgo de enfermedad coronaria y también protege contra los accidentes cerebrovasculares y la hipertensión arterial. Una dieta saludable, rica en grasas saludables, el tipo que se encuentra en los frutos secos, el aguacate y el aceite de oliva, reduce los niveles de colesterol dañinos, lo que también combate la enfermedad cardiovascular. Por otro lado, una dieta poco saludable rica en grasas saturadas aumenta el colesterol en la sangre, lo que amenaza tu salud cardiovascular.

Prevenir el cáncer

Comer una dieta saludable también ayuda a combatir el cáncer. Consumir una dieta rica en alimentos procesados ​te pone en un mayor riesgo de cáncer, explica la Colorado State University Extension, y las grasas saturadas, carnes procesadas y alimentos fritos, todos aumentan tu riesgo de cáncer. Por otro lado, una dieta saludable, rica en frutas y verduras, aumenta tus niveles de fitonutrientes y antioxidantes, que combaten el crecimiento del cáncer. Colorado State destaca a las verduras crucíferas, una familia que incluye el brócoli y la col rizada, y a los tomates como especialmente beneficiosos.

Apoyo a la salud mental

Una dieta saludable no sólo beneficia tu bienestar físico, también mejora tu salud mental. Algunos de los nutrientes de tu dieta, como la vitamina B-6, ayudan a sintetizar dopamina, una sustancia química involucrada en las sensaciones de placer. Los ácidos grasos omega-3 también son compatibles con una buena salud mental, mientras que una deficiencia puede causar cambios de humor y depresión. Limitar la cafeína también puede mejorar la salud mental (el Norris Cotton Cancer Center señala que la cafeína puede aumentar la ansiedad) y no saltarse las comidas puede evitar dolores de cabeza o de estómago.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por martin santiago