¿Cuáles son los beneficios de los guerreros en el yoga?

En sánscrito, la pose del guerrero o del héroe se llama Virabhadrasana. El nombre deriva de Virabhadra, un gran guerrero de la mitología hindú. Según la leyenda, Virabhadra tenía una apariencia temible con miles de cabezas, miles de ojos y miles de pies; blandía miles de palos y tenía la piel de un tigre. El término del guerrero se usa en el yoga para referenciar una pose destinada a llevar espiritualidad e iluminación en la práctica, según el "Yoga Journal".

Las poses

El guerrero es una postura vigorosa del yoga que demanda fuerza y firmeza. Esta pose tiene tres variaciones. El guerrero I y II son lo suficientemente fáciles para practicantes principiantes, mientras que la del guerrero III es una postura intermedia. El guerrero I se usa a menudo en sesiones de yoga como un calentamiento o como parte de una serie de saludo al sol. En cada pose del guerrero, el practicante está de pie, ya sea en una posición de estocada o en una pierna. En todas las posturas, los brazos están extendidos, levantados rectos con los músculos activos. Como en muchas poses de yoga, la serie del guerrero desafía tu concentración e incrementa la consciencia del cuerpo, mientras que mejora tu circulación y le da energía a todo tu cuerpo.

Guerrero I

El guerrero I requiere que mantengas una posición de estocada con la rodilla frontal doblada y la trasera recta. Tienes que permitir que tu mirada siga a tus brazos mientras los extiendes por encima de tu cabeza, manteniendo tu pecho apuntando hacia la misma dirección que tu rodilla doblada. Aunque esta pose es lo suficientemente fácil para el estudiante principiante, ofrece muchos beneficios. Tu equilibrio es puesto a prueba mientras estiras tu pecho, pulmones, hombros, cuello, abdomen e ingle. Estás parado quieto, pero todos tus músculos están alerta y activos, lo cual ayuda a fortalecer a los hombros, brazos y espalda. En particular, esta pose fortalece los tobillos, pantorrillas y muslos.

Guerrero II

La pose del guerrero II también se realiza en una posición de estocada. Desde una posición de estrella de cinco puntas (con las piernas separadas y los brazos rectos hacia los lados), te paras en posición de estocada sobre una pierna, manteniendo tu pecho apuntando al costado pero girando tu cabeza a la misma dirección que tu rodilla doblada. La pose del guerrero II construye la resistencia mientras que fortalece tus hombros, espalda, brazos y piernas. Puedes encontrar esta postura útil para aliviar el dolor de espalda, particularmente a través del segundo trimestre de embarazo, según "Yoga Journal".

Guerrero III

El guerrero III es la variación más difícil de las posturas del guerrero. Esta pose es usualmente derivada del guerrero I. En una posición de estocada con los brazos rectos por encima de la cabeza, tienes que bajar lentamente los brazos y tronco hasta que estén paralelos al suelo. Al mismo tiempo, enderezas tu pierna doblada mientras eliminas el peso de tu pierna trasera, extendiéndola detrás de ti. Debido a que esta postura requiere que te pares en una pierna, es efectiva para construir concentración. Esta pose también mejora el equilibrio y la postura mientras fortalece los pies, tobillos, piernas, hombros, espalda y abdomen.

Más galerías de fotos



Escrito por gwen bruno | Traducido por ana maría guevara