¿Cuáles son los beneficios para la salud de los cocos y del aceite de coco?

El Coconut Research Center informa que aproximadamente un tercio de la población mundial depende del coco y de sus subproductos para su nutrición y crecimiento económico. Los cocos son el fruto de la palmera Cocos nucifera, que se conoce como "El árbol de la vida" porque casi todos sus elementos, desde las raíces hasta sus hojas, son útiles para sustentar la vida. En particular, el coco y su aceite son fuentes valiosas para la nutrición y la medicina.

Nutrición

El valor nutricional del coco depende de su etapa de madurez. El coco maduro, que contiene la pulpa blanca gruesa conocida como copra, contiene más fibra, proteína, hidratos de carbono y grasa en comparación con el coco verde o inmaduro, que consiste predominantemente en agua con una pequeña cantidad de pulpa blanca cuya consistencia se parece a la de la gelatina. El coco también contiene vitaminas y proteínas esenciales, como la vitamina C, la tiamina, la riboflavina, la niacina, el hierro, el manganeso, el selenio y el potasio. Los cocos son una fuente rica de energía grasa y aproximadamente del 35 al 40% de la copra consiste en aceite de coco, que está compuesto básicamente de ácidos grasos saturados de cadena media.

Salud cardiovascular

El contenido de grasa altamente saturada del coco y el aceite de coco ha llevado a la percepción de que consumirlos incrementará los niveles de colesterol, lo cual es un factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular. Sin embargo, sus ácidos grasos saturados de cadena media se metabolizan de manera diferente que los de cadena larga que se encuentran en la carne y la mantequilla. No ayudan en la síntesis o el transporte del colesterol. En cambio, se metabolizan en el hígado para ser usados como energía. Los ácidos grasos saturados de cadena media, como los que poseen el coco y el aceite de coco, han demostrado tener efectos favorables sobre el colesterol total y los niveles de colesterol de la lipoproteína de baja densidad. La investigadora licenciada Marie-Pierre St-Onge y sus colegas informaron en el ejemplar de octubre de 2008 del "Journal of the American College of Nutrition" que los sujetos a los que se los alimentó con triglicéridos de cadena media como parte de un programa de 16 semanas de pérdida de peso experimentaron reducciones en las concentraciones de colesterol total y en el colesterol de lipoproteína de baja densidad.

Manejo del peso

El coco y el aceite de coco pueden jugar un papel importante en la pérdida de peso. Investigadores de Brasil informaron en el ejemplar de julio de 2009 de "Lipids" que sujetos con obesidad abdominal experimentaron reducciones en el índice de la masa corporal y en los valores de la circunferencia de la cintura cuando se les suministró suplementos de aceite de coco durante 12 semanas. Los participantes que recibieron suplementos de aceite de soja durante el mismo período demostraron reducciones únicamente en las medidas del índice de masa corporal. Los investigadores llegaron a la conclusión de que la suplementación con aceite de coco podría ayudar a reducir la obesidad abdominal.

Mejora de la función del sistema inmunológico

El coco y el aceite de coco contienen ácido láurico, un ácido graso de cadena media. El cuerpo convierte el ácido láurico en monolaurina, que es un monoglicérido que tiene propiedades antibacterianas, antivirales y antiprotozoales. La monolaurina combate los patógenos, como la influenza y los monocitogenes de la listeria. Además, el coco y el aceite de coco contienen ácido cáprico, que es otro ácido graso de cadena media. Se convierte en monocaprina en el cuerpo. La monocaprina tienen propiedades antivirales y antibacterianas que protegen contra las enfermedades de transmisión sexual, como el HIV y la clamidia.

Más galerías de fotos



Escrito por cindy haskin-popp | Traducido por irene cudich