¿Cuáles son los beneficios del jengibre para el hígado?

El jengibre, una de las especias más apreciadas en el mundo, se cultiva en la mayoría de las regiones tropicales y subtropicales. Tiene una larga historia de cultivo que se remonta a la historia pre-grabada y fue uno de las pocas importaciones gravadas por los romanos. En Europa en la Edad Media, fue utilizado el jengibre en bares para espolvorear sobre la cerveza. Las propiedades medicinales del jengibre son bien conocidas por los herbolarios de muchas tradiciones culturales. La investigación científica ha confirmado algunos de los supuestos beneficios de salud del jengibre, entre ellos algunos relacionados con la salud del hígado.

Protección del hígado

El jengibre y la achicoria mostraron propiedades protectoras del hígado en un estudio publicado en la edición de septiembre de 2010 de la "Indian Journal of Pharmaceutical Sciences". En el estudio en animales de laboratorio, 250 miligramos y 500 miligramos por kilogramo de peso corporal de jengibre y las mismas cantidades de achicoria mejoraron significativamente el daño hepático y la composición de la sangre restaurando la normalidad cuando se administra de forma individual o en conjunto. Ninguna sustancia provoca efectos tóxicos en dosis de hasta 5 gramos por kilogramo. La evaluación microscópica del tejido del hígado también mostró mejoras de los dos suplementos.

Degeneración del hígado

El jengibre puede proteger contra la fibrosis hepática -una forma de formación degenerativa de cicatriz, de acuerdo con un estudio publicado en la edición de junio 2011 de la revista "Nutrition and Metabolism". Los investigadores probaron varios extractos de jengibre y encontraron que todos aumentaban los niveles de las enzimas antioxidantes importantes que se utilizan en el hígado, incluyendo el glutación y superóxido dismutasa. Los investigadores concluyeron que el jengibre muestra potencial para el uso en el tratamiento de la fibrosis hepática. Se necesitan más ensayos clínicos para confirmar estos resultados preliminares.

Parásitos

La esquistosomiasis, un parásito que causa daño al hígado y a los intestinos, puede responder bien al tratamiento con extracto de jengibre, de acuerdo con investigadores del Departamento de Biología de la King Khaled University, Arabia Saudita. El jengibre produjo la inhibición del parásito en varias plantas examinadas en el estudio. Los gusanos tratados con jengibre habían alterado las estructuras de superficie con pérdida de ciertas áreas y la erosión en otras. Evaluación microscopio de tejido hepático mostró menos y más pequeñas áreas afectadas en los animales tratados con jengibre. El estudio fue publicado en la edición de febrero 2011 de la revista "Parasitology Research".

Hígado graso

El jengibre puede proteger contra la enfermedad de hígado graso no alcohólica, una enfermedad cada vez más común asociada con la resistencia a la insulina que está llegando a proporciones epidémicas, dicen los investigadores que realizaron un estudio publicado en la edición de enero de 2011 de la "World Journal of Gastroenterology". El jengibre puede ayudar a prevenir o tratar esta afección hepática al reducir el estrés oxidativo en el hígado, disminuyendo la resistencia a la insulina y la inhibición de la inflamación, todos factores que contribuyen a esta condición. Los ensayos clínicos son con el fin de determinar la extensión de los beneficios que el jengibre puede ofrecer para la salud del hígado.

Más galerías de fotos



Escrito por tracey roizman, d.c. | Traducido por susana lópez millot