¿Cuáles son los beneficios de no comer antes de acostarse?

Puedes encontrar que alimentos elegir para comer, dentro de la variedad de opciones saludables y no tan saludables, es algo lo suficientemente difícil en medio del debate nacional en curso sobre la dieta y la nutrición. A esto se añade la variable de tiempo y el potencial de confusión puede aumentar. Los expertos en salud y nutrición ofrecen considerables diferencias de opinión sobre los méritos relativos y los riesgos potenciales para la salud de comer antes de acostarse. Para llegar a un método mejor y más seguro para tus necesidades y objetivos individuales de salud, consulta a tu profesional de la salud antes de tomar cualquier dieta o cambio de estilo de vida.

Pérdida de peso


Perder peso

Si estás a dieta para perder peso, puedes encontrarte con el adagio que dice que el no comer después de cierta hora de la tarde se traducirá en pérdida de peso más rápido o que las calorías consumidas en un aperitivo nocturno tienen más probabilidades de convertirse en grasa. No es así, de acuerdo a los Servicios de Salud de la Universidad de Columbia. Las calorías que se consumen por la noche tienen el mismo valor de energía que las calorías que se consumen en cualquier otro momento. Algunas personas tienen éxito en alcanzar sus objetivos de pérdida de peso mediante la inclusión de un bocadillo en la noche para evitar el hambre y el posible comer en exceso al día siguiente. Para otros, no comer después de cierta hora de la noche significa evitar con éxito alimentos azucarados o de alto contenido graso que pueden descarrilar un plan sano de pérdida de peso.

Glicemia


Glicemia.

Comer en la noche puede interferir en el ciclo natural de día y noche de tu cuerpo y generar una mala calidad del sueño, dice Erika Gebel, escribiendo para "Diabetes Forecast". Tu bien afinado reloj biológico, que es el que prepara a tu páncreas para estar más activo y que produce más insulina durante el día que durante la noche, podría confundirse. Como resultado, los bocadillos tarde en la noche podrían perjudicar tu sueño y tu capacidad para manejar tus niveles de azúcar en la sangre. Con el tiempo, podrías llegar a ser más susceptible a desarrollar resistencia a la insulina y diabetes.

Indigestión


Indigestión.

Comer tarde en la noche por lo general significa que irás a la cama más pronto después de comer lo que sería de otra manera. Acostarte con el estómago lleno puede interrumpir el proceso de la gravedad asistida de la digestión que lleva el alimento a través de tu tracto digestivo, provocando síntomas tales como ardor de estómago, náuseas y gas. Hacer un hábito de dormir con el estómago lleno puede llevar a una condición conocida como enfermedad de reflujo gastroesofágico, o GERD (por su sigla en inglés), en personas susceptibles. GERD es un tipo de indigestión que implica la constricción del esfínter inferior, donde el alimento sale del estómago, y se caracteriza por una sensación de ardor detrás del esternón o en el abdomen medio. El National Institutes of Health's Digestive Diseases Information Clearinghouse (Institutos Nacionales de Salud de Información de Enfermedades Digestivas Clearinghouse) recomienda no comer dos a tres horas antes de acostarte para ayudar a controlar los síntomas de GERD.

Curación


Curación.

Comer antes de acostarte ralentiza el metabolismo y estimula el aumento de peso, dice el Dr. Mark Hyman en su libro "Ultrametabolismo: Plan sencillo para automática pérdida de peso". Adquiere el hábito de comer la cena más temprano y opta por una comida más ligera y más pequeña para reducir el tiempo y la energía necesaria para la digestión de manera que permitas que tu cuerpo lleve a cabo sus otras funciones de mantenimiento internas tales como la curación, la reparación y el crecimiento.

Más galerías de fotos



Escrito por tracey roizman, d.c. | Traducido por javier enrique rojahelis busto