¿Cuáles son los beneficios de pilates para los niños?

Practicar Pilates se suele considerar como un método de ejercicio adulto, pero puede ser una manera eficaz para que los niños se mantengan en forma también. Los mismos beneficios que la práctica de Pilates ofrece a los adultos se aplican a los niños, por eso alquilar un DVD de Pilates o inscribir a tu hijo en una clase puede ser una buena idea. A través del dominio de conceptos y ejercicios de Pilates, tu hijo puede cumplir con sus requerimientos diarios de actividad física al tiempo que mejora la postura y la flexibilidad.

Actividad física

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades recomiendan que los niños hagan 60 minutos de ejercicio cada día. Mientras que el ejercicio de un niño debe centrarse sobre todo en la resistencia aeróbica, el entrenamiento de fuerza también se recomienda tres veces por semana. Pilates puede ser de tan alto impacto o bajo impacto como se quiera, lo que significa que puede llenar ambos requisitos. Los movimientos lentos y constantes que se enseñan en Pilates pueden ayudar a cumplir con el requisito de entrenamiento de fuerza, mientras que las posiciones más rápidas como The Hundred pueden aumentar el ritmo cardíaco de tu hijo para cumplir con el requisito de la actividad de aeróbica.

Flexibilidad

Los niños suelen ser mucho más flexibles que los adultos, y Pilates puede ayudar a fomentar esa flexibilidad. Las tres facetas de la aptitud son la resistencia cardiovascular, fuerza muscular y flexibilidad, pero con demasiada frecuencia se olvida la flexibilidad. Las posiciones y poses que se enseñan en Pilates ayudan a mantener los músculos y tendones de tu hijo flexibles, incluso a medida que envejece. Esto es especialmente importante si toma parte en actividades extracurriculares que requieren flexibilidad, como la danza o la gimnasia.

Concentración mental

Pilates puede ayudar a enseñar a tu hijo cómo enfocarse correctamente en una tarea. Muchas de las poses y posturas que se enseñan en Pilates requieren que tu hijo se concentre en una parte del cuerpo, cuente las respiraciones y se mueva lentamente. Esto puede enseñar un mayor enfoque en otras áreas de su vida, incluyendo la escuela y los deportes. Joseph Pilates, el creador de Pilates, fundó su régimen de ejercicio a base de concentración, atención y precisión. Pilates puede enseñar a tu hijo a concentrarse de manera más eficaz.

Mejorar la postura

Los niños modernos pasan una gran parte de su vida delante de las pantallas, señala el diario en línea Vitality. Televisores, computadoras y teléfonos celulares pueden causar que tu hijo se convierta en vago respecto de la postura. Encorvarse frente a dispositivos electrónicos puede causar una mala postura y dolor de espalda posterior en la vida. Pilates requiere una postura perfecta y una columna en posición neutral. A medida que tu niño aprende lo que significa mantener la columna neutral, esas técnicas pueden ser integradas a la vida diaria, mejorando la postura en la escuela y en casa.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por natalia pérez