¿Cuáles son los beneficios de la espinaca si eres diabético?

The American Diabetes Association considera a la espinaca un superalimento para la diabetes y recomienda incluir esta verdura de hoja verde oscuro sin almidón en la dieta de forma regular. Además de ser rica en vitaminas, minerales y fitoquímicos, la espinaca tiene un índice glucémico bajo, lo que significa que comerla te ayudará a mantener niveles sanos y estables de glucosa en sangre.

Calorías

La espinaca es excepcionalmente baja en calorías. Una tasa de espinaca cruda contiene sólo 7 calorías. El hecho de que contenga tan pocas calorías es un gran beneficio para las personas con diabetes. Esto se debe a que una de las metas de una dieta sana para la diabetes es promover un peso sano. Si tienes sobrepeso, procura bajar simplemente entre un 5% y 10% de peso para mejorar tu nivel de glucosa en sangre, presión sanguínea y colesterol.

Carbohidratos

Todos las verduras sin almidón tienen pocos carbohidratos (alrededor de 5 gramos por tasa), pero la espinaca en particular tiene muy pocos carbohidratos, sólo 0,38 gramos por tasa. Esto hace que sea una excelente opción para la alimentación de una persona diabética. Los alimentos con carbohidratos generan un aumento en el nivel de glucosa en sangre. Esto significa que para controlar el nivel de glucosa en sangre, deberás limitar el consumo de carbohidratos. Las comidas sanas para la diabetes poseen aproximadamente entre 45 gr y 65 gr de carbohidratos, según la American Diabetes Association.

Saciedad

Si eres diabético, tu dieta debería incluir por lo menos entre tres y cinco porciones de verduras sin almidón por día. Una porción equivale a 1 tasa de la verdura cruda o 1/2 cocida. La espinaca es uno de los pocos alimentos de una dieta para la diabetes que es mejor comer más que menos. Gracias a que la espinaca tiene tan pocas calorías y carbohidratos, es casi una comida "libre". Esto quiere decir que puedes llenarte con espinaca para frenar el hambre sin poner en riesgo tu salud. Así que la próxima vez que termines una comida y todavía tengas hambre, en vez de comer un segundo plato, prueba prepararte un ensalada de espinaca sencilla con tomates cortados en dados, pimienta negra y vinagre balsámico.

Consideraciones

La espinaca cruda común contiene 0 mg de colesterol y 0,12 g de grasas totales por porción. Para poder mantener estas cifras en niveles bajos, evita prepararla con manteca u otras salsas con alto contenido de grasa. Por ejemplo, la espinaca con crema no es una opción demasiado sana. Los platos sabrosos (y sanos) que incluyen espinaca pueden ser los canelones de trigo integral, los crepes de espinaca y requesón descremado, o una quesadilla de verduras en una tortilla de cereal integral.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn gilhuly | Traducido por noelia menéndez