¿Cuáles son los beneficios de comer avena cada mañana?

Comienza el día con el pie derecho disfrutando de un suculento plato de avena caliente, ya que es baja en grasas saturadas y colesterol, rica en fibra, vitaminas y minerales que protegen tu salud. Cocina tu avena con leche y añade fruta fresca o frutos secos a tu plato de desayuno para aumentar los nutrientes.

Disminuye tu riesgo de enfermedades del corazón

La avena tiene la más alta cantidad de fibra soluble que cualquier otro grano. No existe una ingesta dietética de referencia para la fibra soluble, pero el University of California San Francisco Medical Center recomienda que consumas de 6 a 8 gramos al día. Media taza de avena seca contiene 2 gramos de fibra soluble, que corresponde a un cuarto o un tercio de esa recomendación. La fibra soluble reduce el colesterol malo, la presión arterial y el riesgo de enfermedades cardíacas cuando es parte de una dieta baja en grasas y colesterol, de acuerdo con la American Heart Association. Un estudio publicado en 2002 en el "The Journal of Family Practice" encontró una disminución de la presión arterial en individuos hipertensos que consumieron avena durante 6 semanas, en comparación con aquellos que comieron un cereal bajo en fibra.

Promueve la actividad antioxidante

Las avenantramidas son un antioxidante único de la avena. Protegen a las células contra los radicales libres, que son moléculas que produces a través del metabolismo y aumentan el riesgo de cáncer y enfermedades del corazón. Inhiben la inflamación y aumentan tu producción de óxido nítrico, que previene el endurecimiento de las arterias. También ayudan a controlar la división celular, lo que puede reducir el riesgo de cáncer, especialmente de colon. Un estudio publicado en 2010 en "Nutrition and Cancer" mostró que las avenantramidas disminuyeron la propagación de las células de cáncer de colon.

Controla los niveles de azúcar en la sangre y el peso

La fibra soluble en la avena viene en forma de beta-glucano, que provoca que los alimentos sean digeridos más lentamente, controlando el azúcar en la sangre, previniendo la resistencia a la insulina y el estreñimiento. Esto ayuda a evitar la diabetes y mantiene los niveles de azúcar equilibrados en las personas con diabetes. La avena también contiene fibra insoluble, que te mantiene satisfecho por más tiempo, lo que te ayuda a mantener un peso saludable.

Aumenta tu energía

Aparte de la fibra dietética, la avena es una buena fuente de proteína, hierro, tiamina y magnesio. Una porción de media taza de avena instantánea aporta 5 gramos de proteína, que corresponde al 11 por ciento del valor diario recomendado; 1,9 miligramos de hierro, que corresponde al 10 por ciento del VD; 0,22 miligramos de tiamina, que corresponde al 14 por ciento del VD y 108 miligramos de magnesio que aporta el 27 por ciento del VD. La proteína te da energía para empezar el día y evita que sientas hambre. Necesitas tiamina para convertir los alimentos en energía y hierro para transportar oxígeno a través de tu sangre. Tu cuerpo utiliza magnesio para liberar la energía de los músculos.

Escogiendo la avena correcta

Cuando vayas a la tienda de comestibles, revisa la etiqueta de información nutricional para asegurarte de que el único ingrediente sea avena integral. Evita la avena instantánea, ya que a menudo contiene edulcorantes y saborizantes artificiales. Tu opción más saludable es la avena cortada, ya que mantiene el grano entero. La avena tradicional sigue siendo una buena elección, pero está parcialmente cocida y pasa por un mayor procesamiento. Mientras más procesamiento tenga la avena, más fibra perderá y menos beneficios de salud aportará.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle fisk | Traducido por barbara obregon