¿Cuáles son los beneficios del té verde y el té negro?

Mientras que el té negro y el té verde se hacen con la misma planta, las hojas de té verde son sometidas a un procesamiento mínimo, mientras que el té negro ha pasado por un proceso de oxidación, llamado fermentación. Ambos tipos de té son una adición saludable a tu dieta, pero, debido a la variación en su contenido de nutrientes, ofrecen beneficios para la salud ligeramente diferentes.

Contenido de flúor

Tanto el té negro como el verde apoyan a los huesos y dientes sanos debido a su contenido de flúor, pero el té negro proporciona más fluoruro por porción. Tu cuerpo puede convertir el fluoruro en tu dieta en hidroxiapatita, el tejido mineralizado que compone los dientes y los huesos. El consumo de flúor ayuda a endurecer los dientes y previene las caries. El té negro contiene entre 0,2 y 0,5 mg de flúor por taza, mientras que el té verde proporciona 0,3 a 0,4 miligramos. Hacer tu té con agua del grifo aumenta la ingesta de fluoruro. Por ejemplo, una porción de 8 onzas de té negro hecho de agua fluorada del grifo contiene 0,9 mg de fluoruro.

Prevención del cáncer

El té verde lleva la delantera cuando se trata de beneficios contra el cáncer. Sirve como una fuente rica de cuatro catequinas, una familia de flavanoles parcialmente responsables de los beneficios del té para la salud. Un tipo de catequinas, llamado epigalocatequina galato o EGCG, regula la actividad de los genes en las células cancerosas y puede luchar contra el crecimiento del cáncer. Un estudio, publicado en la revista "Toxicology and Applied Pharmacology" en 2013, encontró que la EGCG promueve la muerte de las células del cáncer de piel. Otro estudio, de la edición de noviembre de 2013 de "Oncology Letters" encontró que la EGCG tenía un efecto similar en las células del cáncer de colon. El estudio también encontró que inactiva los genes necesarios para la metástasis del cáncer de colon, lo que significa que la EGCG del té verde podría combatir el cáncer.

Beneficios cardiovasculares

El té negro y el té verde ofrecen beneficios cardiovasculares. La EGCG abundante en el té verde interactúa con las células de los vasos sanguíneos y promueve la autofagia--un proceso fisiológico que protege tus células del estrés, según un estudio publicado en el "Journal of Biological Chemistry" en 2013. El té verde también ayuda a controlar los niveles de colesterol en la sangre, aumentando la cantidad de colesterol benéfico en tu torrente sanguíneo mientras reduce la cantidad de colesterol dañino. Sin embargo, el té negro también ofrece algunos beneficios y beberlo mejora la función vascular si tienes una enfermedad coronaria, explica el Linus Pauling Institute.

Contenido de cafeína

El té negro y el té verde se diferencian en su contenido de cafeína. El té verde contiene entre 9 y 50 miligramos de cafeína por taza, mientras que el té negro ofrece de 42 a 72 miligramos, según el Linus Pauling Institute. Esta cantidad de cafeína puede aumentar tu agilidad mental temporalmente, promover la productividad y tal vez incluso ayudar en la pérdida de peso, pero puede también mantenerte despierto por la noche, especialmente si consumes demasiado, por ejemplo, varias tazas de té al día. Limita tu ingesta de té a 5 porciones diarias, recomienda la University of Maryland Medical Center y opta por el té verde en lugar del té negro, para reducir tu consumo de cafeína.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por mariana groning