¿Cuáles son los beneficios del jugo de apio y pepinos?

Así estés buscando mejorar tu ingesta de vegetales o simplemente busques una alternativa saludable a los refrescos cargados de calorías, los jugos de pepino (cucumber) y apio (celery) son adiciones beneficiosas a tu dieta. Si bien el jugo tiene algunas desventajas comparado con los vegetales enteros (suele llenar menos debido a su bajo contenido de fibras), el jugo puede ayudar a reducir tu ingesta de pesticidas porque la piel expuesta a los pesticidas se separa del fluido durante el proceso de hacer el jugo. Los jugos de pepino y apio también ofrecen vitaminas y minerales que tu cuerpo necesitan para funcionar.

Fuente de cobre

Bebe jugo de pepino o apio como fuente de cobre beneficioso. Como muchos minerales esenciales, el cobre beneficia a tu salud activando enzimas en tus células. Las enzimas dependientes del cobre impulsan tu estilo de vida ayudándote a producir energía y también soportan al sistema inmune y la función nerviosa. Consumir cobre también ayuda a la función de tus glóbulos rojos y una dieta rica en cobre y hierro previene la anemia. Una porción de 1 taza de jugo de pepino fresco contiene 102 microgramos de cobre (el 11 por ciento de la ingesta diaria recomendada), mientras que una porción equivalente de jugo de apio contiene 87 microgramos o el 10 por ciento de la ingesta diaria recomendada.

Un mínimo de manganeso

Bebe jugo de pepino o apio y también mejorarás tu ingesta de manganeso. El manganeso activa las proteínas que tu cuerpo necesita para formar coágulos sanguíneos, como también para sintetizar hormonas esenciales para la salud reproductora. Tu cuerpo también utiliza el manganeso de tu dieta durante la producción de colágeno y, como resultado, el manganeso mantiene fuertes tus tejidos conectores. Una taza de jugo de apio promueve 0.26 miligramos de manganeso, que componen el 14 por ciento y el 11 por ciento de las ingestas diarias recomendadas para mujeres y hombres, respectivamente. El jugo de pepino contiene un poco menos de manganeso, con 0.2 miligramos por taza.

Vitamina A

El jugo de pepino y apio también te proporciona vitamina A o retinol. La vitamina A tiene dos roles principales en el cuerpo adulto: guía la maduración celular para que las células recién nacidas puedan desarrollarse en tejido funcional y promueve una visión saludable. Obtener la vitamina A suficiente también es importante para las mujeres embarazadas porque es esencial para el crecimiento del bebé. El apio ofrece generosas cantidades de vitamina A: 1,114 unidades internacionales, que es el 37 por ciento de la ingesta diaria recomendada para hombres y el 48 por ciento para mujeres. El jugo de pepino contiene 260 unidades internacionales, el 11 y 9 por ciento de las ingestas diarias recomendadas de vitamina A para mujeres y hombres, respectivamente.

Vitamina K

Usa el jugo de pepino y apio como fuente de vitamina K. Como el manganeso, la vitamina K facilita la coagulación de la sangre. Esto hace que sea importante para la sanación luego de una lesión porque tu cuerpo confía en los coágulos sanguíneos para bloquear físicamente el fluido de sangre de una herida. Tu cuerpo también necesita la vitamina K para el crecimiento de nuevos tejidos óseos y los niveles bajos de vitamina K podrían aumentar tu riesgo de osteoporosis. Una porción de jugo de apio contiene 73 microgramos de vitamina K, mientras que una porción equivalente de jugo de pepino provee 41 microgramos. Ambos jugos contribuyen una considerable cantidad hacia tu objetivo de ingesta diario: 125 microgramos para los hombres y 90 microgramos para las mujeres.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por paula ximena cassiraga