¿Cuáles son los beneficios para la salud de los carotenoides?

Las plantas contienen un notable número de moléculas llamadas fitoquímicos. Su propósito principal es participar en los procesos metabólicos de la planta, y también pueden beneficiar a la salud humana cuando son parte de nuestra dieta. Entre estos fitoquímicos hay compuestos llamados carotenoides. Los científicos creen que entre varias funciones, los carotenoides se comportan como antioxidantes, protegiendo el cuerpo de los efectos nocivos del oxígeno que pueden contribuir a la enfermedad degenerativa.

Acerca de los antioxidantes

Los antioxidantes son sustancias químicas que naturalmente reaccionan con las moléculas llamadas radicales libres. Los radicales libres tienen exceso de electrones a su alrededor que pueden bombardear las moléculas de las membranas celulares y conducir a daño celular. Los antioxidantes toman estos electrones adicionales para que tus células no tengan que hacerlo. Los radicales libres pueden provenir de contaminantes ambientales, pero también formarse como resultado de los procesos normales del cuerpo.

Tipos y fuentes

Aunque hay 600 tipos diferentes de carotenoides que se encuentran en la naturaleza, los más comúnmente estudiados son el betacaroteno, la luteína, la zeaxantina, la cantaxantina, el beta cryptoxanthan y el licopeno. Ellos son responsables de los pigmentos amarillos, naranjas y rojos en muchas frutas y verduras, pero también están presentes en grandes cantidades en vegetales de hojas verdes como la espinaca, la col rizada y la berza. Las zanahorias, la calabaza y los tomates también son ejemplos de alimentos que contienen carotenoides. Debido a que algunos carotenoides, como el betacaroteno, se pueden convertir en vitaminas A liposolubles, los carotenoides se absorben mejor cuando se consume grasa junto con una comida rica en carotenoides.

Efectos antioxidantes sobre la salud

Según un artículo de 2013 en "Advances in Nutrition", el conocimiento actual sugiere que los carotenoides como el betacaroteno son importantes para la salud de los ojos. A veces se recetan como suplementos para reducir el riesgo de desarrollo de una enfermedad de los ojos llamada degeneración macular. Además, los altos niveles dietéticos de carotenoides están vinculados con una disminución global de la mortalidad, posiblemente debido a la reducción del riesgo de cáncer. Los carotenoides logran estas hazañas al actuar como antioxidantes y mitigar el daño celular que conduce a la enfermedad degenerativa.

Otras propiedades

Una propiedad interesante, no antioxidante, de los carotenoides, como la luteína y la zeaxantina, es que absorben ciertas longitudes de onda de la luz. Esta acción protege los músculos del ojo del daño de la luz. Como resultado, la discapacidad por deslumbramiento se reduce y el contraste y la distancia de la visión se mejoran. También se ha demostrado que es eficaz contra la sensibilidad a la luz en las personas que tienen porfiria eritropoyética, una enfermedad de la sangre que hace que una persona tenga una erupción cuando se expone al sol.

Suplementos de betacaroteno

Comer la cantidad recomendada de cinco porciones por día de frutas y verduras proporciona entre 6 y 8 miligramos de betacaroteno, según MedlinePlus. MedlinePlus también recomienda que los carotenoides provengan de la dieta en lugar de un suplemento a menos que lo indique un médico para un propósito específico, y afirma que los carotenoides en altas dosis, como el betacaroteno, en realidad pueden ser perjudiciales. Como siempre, es importante hablar de la introducción de cualquier nuevo suplemento con tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por gina riggio | Traducido por eva ortiz