Cuáles son los beneficios para la salud de practicar deportes juveniles

La práctica de deportes ofrece muchos beneficios para la salud en los niños más allá de simplemente desarrollar la coordinación ojo-mano y quemar calorías. Aunque esas son dos ventajas importantes del ejercicio, el deporte juvenil también ayuda a prevenir una variedad de enfermedades y condiciones, y coloca a los niños en el camino hacia una vida adulta más sana.

Reduce el riesgo de osteoporosis

La actividad de levantamiento de peso ayuda a mejorar la densidad ósea, un asunto importante de salud, especialmente para las mujeres. Mientras que aproximadamente el 25 por ciento de los hombres se fracturará un hueso durante sus años mayores, en las mujeres ese porcentaje asciende a la mitad, de acuerdo con la National Osteoporosis Foundation. La Women's Sports Foundation recomienda que las adolescentes participen en deportes para ayudar a prevenir la osteoporosis más adelante en la vida.

Promueve la pérdida de peso

Aproximadamente uno de cada tres niños tiene sobrepeso u obesidad, según la American Heart Association. El problema es doble: la mala alimentación y la falta de ejercicio. Los niños con sobrepeso son más propensos a sufrir la misma condición en la edad adulta, lo que aumenta el riesgo de enfermedades y afecciones como diabetes, ataques al corazón, colesterol malo y presión arterial alta. El ejercicio aeróbico regular puede aumentar las lipoproteínas de alta densidad, o colesterol "bueno" de tu cuerpo. La presión arterial alta, también conocida como hipertensión, puede conducir a la enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular e insuficiencia renal. La pérdida de peso puede ayudar a reducir la hipertensión arterial, por lo que los deportes que queman calorías ayudan a resolver este problema.

Reduce el riesgo de cáncer de mama

Los investigadores del Departamento de Medicina Preventiva de la University of Southern California School of Medicine, encontraron que las adolescentes y las mujeres adultas que ejercitan unas cuatro horas a la semana redujeron su riesgo de cáncer de mama en un 60 por ciento. Con el tiempo que pasan practicando y jugando partidos o juegos, las niñas probablemente pasan más de cuatro horas a la semana haciendo ejercicio.

Mejora la resistencia y la fuerza

Cuanto más los niños participen en deportes, más va a mejorar la resistencia cardiovascular y la fuerza muscular, o su actividad para trabajar durante un período de tiempo. Cuanta más resistencia y fuerza tengan los niños, menos probable es que se fatiguen durante otras actividades, como jugar, caminar a la escuela o hacer las tareas.

Más galerías de fotos



Escrito por sam ashe-edmunds | Traducido por mar bradshaw