¿Cuáles son los beneficios de no beber refresco?

El refresco está ciertamente lejos de ser la bebida saludable óptima. A pesar de que la mayoría de las personas son muy conscientes de los riesgos que puede ocasionar un alto consumo de refrescos, muchos aún creen que beberlo regularmente no representa un gran problema. En realidad abstenerse de esta bebida azucarada tiene un gran número de beneficios. Si eres un bebedor regular de refrescos, considera dejar ese hábito para tener una mejor salud.

Elimina el refresco, baja de peso

La pérdida de peso encabeza la lista de los beneficios de evitar beber refrescos. Una lata de 12 onzas de refresco de cola contiene aproximadamente 140 calorías, mientras que un gran trago de 32 onzas de refresco tiene 364. Incluso si solamente tomas una lata regular de refresco al día, eso es igual a 51,110 calorías adicionales al año. En otras palabras, esa cantidad de calorías es suficiente para hacerte aumentar 14.6 libras de grasa.

Larga vida y prosperidad

El consumo de bebidas endulzadas con azúcar se correlaciona con las muertes tempranas. Aproximadamente 1 de cada 100 muertes por enfermedades relacionadas con la obesidad es causada por el refresco, de acuerdo a Gitanjali Singh, un investigador postdoctoral de la Harvard School of Public Health, quien comentó acerca de una investigación presentada en un conferencia de la American Heart Association en marzo del año 2013. Muchas personas no toman en cuenta las bebidas al pensar en el consumo de calorías, por lo que a menudo ingieren más de las que creen.

Bebe para desarrollar diabetes

El azúcar, junto con las calorías contenidas en el refresco, puede incrementar tu riesgo de desarrollar diabetes. De acuerdo a la Harvard School of Public Health, las personas que beben de 1 a 2 latas de refresco al día tienen una probabilidad 26 por ciento más alta de desarrollar diabetes tipo 2 que aquellos que evitan las bebidas azucaradas. Sin embargo la American Diabetes Association indica que el simple consumo de refresco no causa diabetes directamente. En vez de eso, el consumo regular así como las calorías y carbohidratos adicionales pueden incrementar tu riesgo de desarrollar esta enfermedad.

Evita el Bypass

Renunciar al refresco puede ser una manera segura de evitar problemas cardíacos más adelante en la vida. El sodio añadido y la cafeína contenida en cada refresco puede incrementar tu riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, indica la Dra. Mary Ann McLaughlin del programa de salud cardíaca en el Mount Sinai Medical Center de Nueva York. Tanto el sodio como la cafeína pueden causar un efecto deshidratante y posiblemente incrementar la presión sanguínea, la glucosa en la sangre, los niveles de triglicéridos y la circunferencia abdominal, todos los cuales son factores de riesgo para desarrollar enfermedades del corazón. Una lata de refresco promedio de 12 onzas tiene 30 miligramos de sodio y 38 miligramos de cafeína.

Más galerías de fotos



Escrito por mike samuels | Traducido por juliana star