¿Cuáles son los beneficios de remojar las semillas de chía?

Las semillas de chía o salvia hispanica, son una fuente rica de ácidos grasos omega 3, fibra y proteína soluble e insoluble y una fuente potencial de antioxidantes, de acuerdo con la American Dietetic Association. La chía, un miembro de la familia de la menta, viene a la cabeza cuando se compara con las semillas de lino, una fuente común entre las plantas de ácidos grasos omega 3. Las semillas se pueden consumir crudas o pueden dejarse en remojo para utilizarse en la cocina.

Chía remojada

A diferencia de las semillas de lino, las semillas de chía enteras son digeribles, por lo que pueden comerse enteras. Sin embargo, si las remojas en agua, forman un gel que se puede utilizar en las bebidas o para cocinar. Para disfrutarlas, coloca una parte de semillas en nueve partes de agua durante 30 minutos. Algunas semillas se quedan en el gel, pero se pueden incorporar en el producto final para nutrición extra.

Remplazo para huevos y grasa

Un estudio publicado en el "Journal of the American Dietetic Association" encontró que se puede reemplazar el 25 por ciento del aceite o huevo en una receta de pastel con el gel de chía sin afectar el sabor o la textura. Este simple cambio aumenta la grasa omega 3 en el pastel al triple. El estudio trató de reemplazar el 50 y el 75 por ciento del aceite y el huevo, lo que hizo aumentar el omega 3 más, pero se encontró que el producto final no era tan atractivo a los catadores.

Nutrientes

Una onza o 6 cucharaditas de semillas de chía proporciona 179 mg de calcio, 11 g de fibra, 138 calorías y alrededor de 4,5 g de proteína, de acuerdo con la base de datos de U.S. Department of Agriculture de nutrientes. Las semillas también contienen fósforo, potasio y trazas de zinc y manganeso. Dos cucharaditas de semillas secas cubren con el consumo adecuado establecido para el ácido alfa-linolénico, ácido graso omega 3 esencial, que es 1,6 g por día.

Beneficios

Según el sitio web de la American Dietetic Association, las semillas de chía potencialmente pueden ayudar a reducir el colesterol, los triglicéridos y la presión arterial, factores de riesgo para enfermedades del corazón. La web indica que sólo ha habido unos cuantos estudios en humanos, así que se necesita más investigación para aclarar el impacto potencial en la salud.

Más galerías de fotos



Escrito por debra mckenzie | Traducido por verónica sánchez fang