¿Cuáles son los beneficios de la vitamina D3, magnesio y zinc?

Ciertos nutrientes juegan un papel importante en la salud del cuerpo; desde el sistema cardiovascular a la salud ósea y la fuerza del sistema inmune. La vitamina D (particularmente en la forma activa de D-3), el magnesio y el zinc son todos cruciales para muchas funciones en el cuerpo, y obtener cantidades adecuadas través de los alimentos y/o suplementos puede apoyar a la salud en numerosos niveles.

Vitamina D-3 y la salud

La vitamina D es soluble en grasa y se encuentra escasamente en alimentos como el hígado, el queso y el pescado graso. El organismo también produce vitamina D cuando la piel está expuesta a la luz ultravioleta del sol. La vitamina D es importante para la salud ósea, ya que ayuda a la absorción de calcio en el intestino. El nutriente también juega un papel en el sistema inmunológico y actúa como una sustancia anti-inflamatoria en el cuerpo. La vitamina D-3 es la forma preferida de los suplementos de vitamina D, ya que está más cerca de la forma activa que el cuerpo utiliza que la vitamina D-2 y es más fácil de asimilar. La vitamina D-3 también puede apoyar a un estado de ánimo saludable, sobre todo en aquellos que sufren de trastorno afectivo estacional, también conocido como SAD, de acuerdo con la University of Maryland Medical Center.

Un mineral multifunciones

El magnesio puede ser uno de los nutrientes más importantes para la salud en general, ya que es un cofactor en más de 300 sistemas de enzimas en el cuerpo que regulan todo, desde la síntesis de proteínas para la función nerviosa y muscular a la regulación de la presión arterial. De acuerdo con el UMMC, el magnesio también es importante para los dientes y los huesos sanos y la función de los órganos principales como el corazón, el hígado y los riñones. Mientras que el magnesio se encuentra en alimentos como las nueces, las legumbres y las verduras de hoja verde, muchas personas no reciben suficiente de su dieta. De acuerdo con los Institutos de la Salud, el consumo habitual bajo de magnesio puede incrementar el riesgo de enfermedad cardiovascular, diabetes tipo 2 y migrañas.

El poder de zinc

Otro mineral esencial para la salud; el zinc juega un papel en la salud del sistema inmunológico, la síntesis de proteínas, la formación de ADN, la división celular y el crecimiento y desarrollo saludable en la infancia y la niñez. El zinc se encuentra en alimentos como las ostras silvestres, carne roja, pollo, nueces, legumbres, granos integrales y productos lácteos. El zinc tiene que ser consumido cada día debido a que el cuerpo no tiene ningún sistema de almacenamiento especializado de zinc, de acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud. De acuerdo con el UMMC, el zinc también desempeña un papel importante en la salud reproductiva (vinculado específicamente a la fertilidad masculina) la función apropiada de la tiroides, la regulación de azúcar en la sangre, la prevención de la degeneración macular relacionada con la edad y la protección del cuerpo contra los radicales libres.

Consejos rápidos

Muchas personas se benefician de tomar una multivitamina diaria sólida que contiene vitamina D-3, magnesio y zinc, junto con toda una serie de otros nutrientes importantes. Mientras que los suplementos son útiles, es una excelente idea para tratar de obtener un espectro completo de nutrientes de tu dieta. Los alimentos integrales como frutas, verduras, granos integrales, nueces, semillas, legumbres y proteínas animales de alta calidad están llenos de nutrientes saludables, mientras que sus primos fuertemente procesados ​​encontrados en latas, bolsas y cajas con frecuencia no lo son. Consumir grandes cantidades de alcohol, azúcar blanco, cafeína y ciertos medicamentos pueden prevenir la absorción de nutrientes esenciales como el magnesio, el zinc y la vitamina D o drenar de las células del cuerpo, causando deficiencias.

Más galerías de fotos



Escrito por amy myszko | Traducido por roberto garcia de quevedo