¿Cuáles son los beneficios de la hierba uña de gato?

La hierba uña de gato -también conocida por su nombre científico, Uncaria tomatosa- tiene una larga historia como una hierba medicinal, sobre todo en la selva amazónica y en otras partes de América del Sur y Central. Los estudios que investigan la hierba son limitados, pero algunos estudios más pequeños han demostrado que la hierba puede ser útil para algunos problemas de salud, sobre todo para la inflamación. Habla con un profesional de la salud calificado antes de tomar uña de gato en cualquier forma, especialmente si estás tomando otros medicamentos u otros suplementos.

Uña de gato

La uña de gato es una enredadera leñosa que crece en las zonas tropicales, sobre todo en la selva amazónica. Los cuernos en forma de gancho que sobresalen de la vid son el por qué es llamado uña de gato. Tanto la corteza como la raíz se usan medicinalmente. Por lo general es tomado como un té o como un extracto estandarizado. La mayoría de la uña de gato usada en los Estados Unidos proviene de Perú, de acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de Maryland.

Beneficios tradicionales

El uso de la uña de gato se remonta a la civilización inca, según el Centro Nacional para Medicina Complementaria y Alternativa o (NCCAM, por sus siglas en inglés). Los usos tradicionales son numerosos, pero las tribus indígenas la utilizan principalmente para la inflamación, la artritis, la infecciones de las vías urinarias y las úlceras gástricas, de acuerdo con la Universidad de Purdue. Otras enfermedades comunes tratadas incluyen la disentería, la fiebre y la irregularidad menstrual. También es utilizada para limpiar los riñones y como un refuerzo general del sistema inmunológico. Más recientemente, según el NCCAM, la uña de gato ha sido utilizada en la medicina popular para tratar infecciones virales, tales como el herpes y el SIDA, así como la enfermedad de Alzheimer y el cáncer.

Investigación moderna

Los estudios sobre los beneficios de la uña de gato son escasos, pero las investigaciones han descubierto que la planta contiene componentes que pueden ayudar con los problemas intestinales, la retención de agua y la presión arterial alta. La uña de gato también contiene antioxidantes, lo cual ha sido demostrado en tubos de ensayo que matan células cancerosas. La investigación también muestra que la uña de gato puede tener propiedades beneficiosas en el tratamiento de la inflamación, un componente en numerosas enfermedades tales como la artritis reumatoide. Por ejemplo, un estudio publicado en febrero del año 2010 "Diario de Etnofarmacología" encontró que la uña de gato ayudó a regular las citocinas, lo cual puede ayudar a reducir la inflamación. Hay estudios en curso para muchas otras enfermedades, tales como el Alzheimer y el SIDA, pero se requiere de más investigación antes de que la uña de gato pueda ser considerada eficaz.

Dosificación adecuada

El Centro Médico de la Universidad de Maryland recomienda colocar de 1 a 10 gramos de corteza de la raíz de uña de gato en 8 onzas de agua hirviendo y dejarla reposar de 10 a 15 minutos si lo estás tomando como un té. En forma de cápsulas, la dosis dependerá de la enfermedad en particular que está siendo tratada. Los efectos secundarios son raros cuando se toma en la dosis recomendada, pero pueden incluir: dolor de cabeza, náuseas y mareos. Incluso si estás pensando en tomar uña de gato como un té para los beneficios generales de salud, lo mejor es consultar con un profesional calificado de la salud antes de hacerlo, sobre todo si estás tomando otros medicamentos. No tomes uña de gato si estás embarazada, lactando o si tienes una enfermedad autoinmune, presión arterial baja o problemas del hígado.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por erick montesdeoca