¿Cuáles son los beneficios de los ejercicios de yoga que expanden el pecho?

Los beneficios de las posturas de yoga expansoras de pecho son tanto físicos como psicológicos. Los expansores de pecho, también llamados de apertura del corazón o de arco hacia atrás, contrarrestan con las posturas de demasiado familiares de encorvarse sobre una computadora o un volante. Al levantar tu corazón, moviendo tus hombros hacia atrás y alargando la parte frontal y posterior de su cuerpo, disminuye el dolor de espalda y la rigidez de los hombros, y mejora tu estado de ánimo.

Beneficios físicos

Abrir el pecho ayuda a tonificar la columna vertebral e incrementa la capacidad de respiración de los pulmones. Alivia la tensión en la espalda y los hombros. Los ejercicios expansores de tórax proporcionan ayuda adicional para las mujeres, de acuerdo con Sadhana Yoga, incluyendo la regulación del flujo menstrual, aliviando los cólicos y preveniendo el prolapso del útero. Los hombres y las mujeres se benefician de una mayor circulación de la sangre y estimulación de la tiroides, y de las glándulas pineal y pituitaria.

Anahata Chakra

En la filosofía del yoga, el cuerpo tiene muchos centros de energía o ruedas, llamados chakras. Uno de los más importantes es el chakra del corazón o anahata chakra. Anahata se traduce del sánscrito como "no golpeado", es decir que el corazón se remonta a su plena e intacta naturaleza antes de que fuera herido por nada ni por nadie. La apertura del pecho simboliza la apertura del corazón, que crece en compasión y conexión con los otros y por lo tanto disminuye el aislamiento y la depresión.

Posturas que expanden el tórax


La postura del arco es un expansor de pecho intenso.

Una secuencia de práctica de yoga equilibrada incluye posturas hacia atrás, como la cobra, la langosta y el arco, que se realizan desde un punto de partida apoyándose en el vientre y luego levantando el pecho y las piernas de diversas maneras. La postura del camello consiste en una curvatura de espalda intensa apoyándose en las rodillas, donde comienzas en una posición arrodillada y luego yendo hacia atrás y sosteniéndote de tus pies. La posición de la rueda, llamada arco hacia atrás en algunas tradiciones del yoga, suele abordarse desde el suelo. Comienzas de espaldas al piso con las rodillas dobladas, los pies en el suelo, y con las manos cerca de las orejas con los codos apuntando hacia arriba. Presionando tus manos y pies y estirando los brazos y las piernas, levantas el resto del cuerpo en un gran arco.

Un expansor de pecho restaurador

La apertura del pecho puede ser simple y relajante. Una fácil apertura torácica requiere sólo una manta y espacio suficiente para tumbarse en el suelo. Después de enrollar la manta en un largo y estrecho cilindro, póntelo debajo de tu columna vertebral para que soporte tu espalda y la cabeza, y le permita a tu pecho abrirse suavemente. Permanece unos minutos en la postura para combatir un día agotador en la computadora.

Más galerías de fotos



Escrito por teresa bergen | Traducido por tere colín