¿Cuáles son los beneficios de que los niños coman bocadillos en la escuela?

Probablemente serías rico si tuvieras un centavo por cada vez que tu hijo salió del autobús escolar proclamando su hambre. Puedes ser reacio a darle a tu hijo un bocadillo tan cerca de la cena, así que para evitar eso empaca para tu hijo un bocadillo para la escuela. Los bocadillos saludables deben ser parte de la jornada escolar de casi todos los niños. Estos proporcionan un aporte de energía muy necesaria y evitan que tu hijo coma en exceso en su próxima comida.

¿Por qué bocadillos?

Los niños pequeños tienen estómagos más pequeños que los adultos. Son incapaces de comer una gran cantidad de alimentos en una comida y generalmente sienten hambre entre comidas. Si tu niño sólo come tres comidas, puede no obtener suficientes carbohidratos, proteínas y grasas. Los bocadillos también le dan a tu hijo las vitaminas y minerales que necesita para crecer y desarrollarse adecuadamente. KidsHealth.org afirma que la mayoría de los niños necesitan tres comidas y dos bocadillos al día.

Los bocadillos y el cerebro

La comida se convierte en glucosa en el cuerpo. La glucosa le da al cuerpo y al cerebro la energía que necesitan para funcionar de modo análogo a cómo la gasolina le da a un coche el combustible que necesita para avanzar. Entre las comidas, los niveles de glucosa caen y esto puede afectar negativamente el estado de ánimo, el comportamiento y la función cerebral de tu hijo. Un bocadillo en el momento adecuado entre las comidas evitará los dolores de hambre más intensos, y le dará a tu hijo un impulso de energía para mantenerlo jugando y estudiando intensamente en la escuela.

Los beneficios en salud de los bocadillos

Según el Center for Science in the Public Interest, cuando las escuelas sirven bocadillos, les ayudan a los niños a desarrollar hábitos alimenticios saludables para toda la vida y prevenir enfermedades crónicas, tales como: enfermedades cardíacas, el cáncer, la diabetes, la obesidad y la hipertensión arterial. Permite que tu niño coma un par de bocadillos adecuadamente racionados durante el día. Los niños que pican la comida durante todo el día, tienen más dificultades para determinar cuándo en realidad tienen hambre, lo cual trastorna su apetito y las señales naturales de hambre y satisfacción. Los bocadillos nutritivamente planificados no interfieren con las comidas, sino que más bien ayudarán a tu hijo a alcanzar y mantener un peso saludable.

Eligiendo los bocadillos sabiamente

Los bocadillos deben proporcionar a tu hijo nutrientes importantes, tales como: calcio, fibra, hierro y vitaminas. Estos no deben ser altos en calorías, grasa o azúcar. Rebana verduras y frutas y empácalas previamente para que tu hijo lleve a la escuela. Opta por pan de grano entero, galletas y palomitas de maíz o productos lácteos bajos en grasa. Haz una mezcla de frutas secas caseras con nueces para proporcionarle una fuente de proteína magra. Asegúrate de que los bocadillos de tu hijo sean sabrosos, coloridos y variados para que obtenga los nutrientes saludables para darle energía durante el día.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle fisk | Traducido por maria del rocio canales