¿Cuáles son los beneficios del té de lavanda?

La lavanda, Lavandula angustifolia o Lavandula officinalis, es un arbusto conocido por su agradable aroma y flores púrpuras brillantes. Es nativa de las regiones montañosas del Mediterráneo, pero ahora se cultiva en todo el mundo, especialmente en Estados Unidos, Australia y el sur de Europa. Utilizada en popurrí, bolsitas de tela, jabones y champús, también se prepara como un té que tradicionalmente se ha utilizado con fines medicinales.

Promueve la relajación

Inducir la relajación es un uso tradicional del té de lavanda, sobre todo por el aroma calmante. El centro médico de la Universidad de Maryland informa que los estudios científicos sugieren que inhalar el aroma de la lavanda puede disminuir la actividad del sistema nervioso, promoviendo la relajación. Esto puede ayudar con la ansiedad, el insomnio, el estrés y la depresión. Un pequeño estudio publicado en la edición de septiembre de 2011 de la "Journal of Alternative and Complementary Medicine" encontró que los pacientes que fueron tratados con inhalación de aceite de lavanda experimentaron una reducción significativa en los niveles de estrés y niveles reducidos de dolor cuando se les insertaron agujas hipodérmicas. Preparar el té de lavanda ayuda a liberar los aceites responsables del aroma beneficioso.

Problemas digestivos

Otro uso común tradicional del té de lavanda es para aliviar problemas digestivos, incluidos el estómago estreñido y la indigestión. Los estudios modernos sugieren que esto puede ser un uso válido. Un estudio publicado en la edición de Noviembre de 1997 del "Journal of Ethnopharmacology" encontró que el músculo liso del intestino de las ratas, encargado de movilizar el alimento a través del sistema digestivo, se relajaba al aplicar aceite de lavanda, lo que indica que los seres humanos pueden ser afectados de la misma manera. Otro estudio publicado en noviembre de 2004 en el diario "Life Sciences" informó que los aceites de lavanda protegieron contra la formación de úlceras gástricas y aliviaron la indigestión en ratas.

Convulsiones y espasmos

Una convulsión ocurre cuando un músculo se contrae y relaja rápidamente de forma involuntaria, haciendo que el cuerpo tiemble. Un espasmo es similar, pero por lo general resulta en que el músculo quede contraído. El aceite de lavanda ha demostrado ser beneficioso en la reducción tanto de espasmos como de convulsiones. Un estudio publicado en julio de 2000 en "Journal of Ethnopharmacology", encontró que las ratas tratadas con una dosis pequeña de lavanda experimentaban convulsiones y espasmos reducidos, y se cree que es el resultado de la lavanda bloqueando el canal de calcio, una parte clave del proceso de contracción muscular.

Otros usos

El té de lavanda tiene otros usos tradicionales, aunque muchos de ellos no están respaldados por la investigación científica. Otras dolencias tradicionales que el té de lavanda puede tratar incluyen migrañas, cólicos, pérdida de apetito, dolor de muelas, acné, náuseas, vómitos, cáncer e incluso se puede utilizar como repelente de mosquitos.

Preocupaciones de seguridad

El té de lavanda es relativamente seguro, según MedlinePlus, pero puede causar problemas, sobre todo si estás tomando medicamentos que oprimen el sistema nervioso central. Los medicamentos que pueden causar problemas cuando se toman con té de lavanda incluyen barbitúricos, hidrato de cloral y depresores del SNC, que se conocen a menudo como sedantes. Si tienes algún tipo de reacción alérgica, como una erupción o se te cierra la garganta, suspende el uso del té de lavanda.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por natalia pérez