¿Cuáles son los beneficios de tomar suplementos de hierro?

Los numerosos suplementos disponibles en las tiendas naturistas puede volver abrumadora la decisión de seleccionar el adecuado. El hierro está disponible como un suplemento individual o puede venderse combinado con otras vitaminas y minerales. Tu médico puede recomendar un suplemento de hierro si tienes ciertas enfermedades, como anemia. Siempre corrobora con tu proveedor de servicios de salud antes de agregar un nuevo suplemento a tu dieta.

Papel del hierro

El hierro es un mineral esencial, necesario para mantener tu salud en general. Es una parte integral de la molécula de hemoglobina que se encuentra en los glóbulos rojos. La hemoglobina participa en el transporte de oxígeno de tus pulmones al resto de las células. Tu cuerpo también necesita del hierro para la correcta síntesis de proteínas, la función inmune y la diferenciación celular. El Office of Dietary Supplements informa que el Institute of Medicine establece las dosis diarias recomendadas de hierro. Los hombres y mujeres mayores de 50 años necesitan como mínimo 8 miligramos de hierro al día. Las mujeres de 19 a 50 años deberían consumir como mínimo 18 miligramos al día. Las mujeres embarazadas requieren 27 miligramos al día y durante la lactancia los requerimientos son de 9 miligramos diarios.

Deficiencia de hierro en la dieta

Siempre que sea posible es mejor obtener tus nutrientes de los alimentos de tu dieta. El hierro existe en dos formas: hierro hemo, que se obtiene de productos de origen animal, y el hierro no-hemo, que se obtiene de productos de origen vegetal. Puedes incrementar tu consumo de hierro al consumir carne como res, pavo, atún, pollo y también hígado; de alimentos vegetales como la soja (soy), las lentejas (lentils), las judías y el tofu; y de alimentos fortificados, como el cereal de desayuno y la avena. Si no puedes cumplir los requerimientos recomendados de hierro al día con tu sola dieta, puedes beneficiarte de un suplemento de hierro para prevenir las deficiencias nutrimentales. Tomar un suplemento de vitamina C con hierro o de hierro solo también ayudan a mejorar su absorción, según el Office of Dietary Supplements.

Tratando la anemia

Según la World Health Organization, la anemia por deficiencia de hierro es el trastorno nutricional más común del mundo, y al menos 30 por ciento de la población mundial sufre de anemia. Esta enfermedad ocurre cuando tu cuenta de glóbulos rojos es menor que la normal o cuando a tus glóbulos rojos les falta hemoglobina. Si estás anémico, puedes sentirte fatigado, débil, mareado o irritable y puedes tener dolores de cabeza, baja temperatura corporal, piel pálida y una frecuencia cardiaca irregular. La anemia que se origina por deficiencia de hierro puede tratarse con suplementos de hierro. Estos suplementos pueden tomarse en forma de cápsula o, en algunos casos, como inyección o de administración intravenosa. Consulta con tu proveedor de servicios de salud para un diagnóstico adecuado y sugerencias para el tratamiento.

Otras enfermedades

Muchas otras condiciones pueden incrementar tus necesidades de hierro y podrías beneficiarte de tomarlo en suplementos. Por ejemplo, las mujeres embarazadas tienen una mayor demanda de hierro para mantener el crecimiento fetal y el aumento del volumen circulante y de tejidos. Según la Office of Dietary Supplements, las personas con insuficiencia renal, enfermedad celiaca, enfermedad de Crohn y otros trastornos gastrointestinales también pueden beneficiarse de un suplemento de hierro. El sitio web anemia.org aclara que puedes necesitar más hierro si eres un atleta de resistencia sometido a entrenamiento intenso. Si estás en tratamiento por cáncer, tienes una enfermedad autoinmune o has estado expuesto a químicos tóxicos, es probable que también necesites más hierro.

Más galerías de fotos



Escrito por erica kannall | Traducido por karly silva