¿Cuáles son los beneficios del agua de coco durante el embarazo?

Seguir una dieta completamente natural a base de alimentos integrales ayuda a que tanto la madre como el bebé, reciban la mejor nutrición posible durante el embarazo. Beber agua de coco, una bebida refrescante que proviene directamente del interior del coco, puede ayudarte a satisfacer las necesidades diarias de agua y electrolitos. Si vives en una zona tropical, quizás puedas comprar cocos enteros con una pajilla en el centro, para beber el líquido. En regiones más templadas, opta por agua de coco en latas o paquetes que puedes conseguir en la sección de bebidas o alimentos naturales de la tienda.

Aporta líquidos

Beber agua de coco te ayuda a satisfacer tus altas necesidades de líquidos durante el embarazo. Esta mayor necesidad de líquidos promueve el incremento en el volumen de la sangre, el mantenimiento del líquido amniótico y la circulación fetal. El Institute of Medicine recomienda a las embarazadas consumir un total de 3 litros de agua al día. Aproximadamente un 20% de este líquido proviene de la humedad de los alimentos que consumes y los 2,4 litros restantes los debes obtener del agua y las bebidas sin cafeína. Beber agua de coco como parte de la ingesta de líquidos te brinda un poco de variedad dentro de la rutina habitual

Aporta electrolitos esenciales

Además de líquido, el agua de coco aporta a tu cuerpo los electrolitos necesarios para mantenerte hidratada. Estos nutrientes son minerales, como el calcio, el sodio, el potasio y el fósforo, que transportan una carga eléctrica por tu cuerpo. Ayudan a mantener el equilibro de la presión arterial y los líquidos, regulan el pH del cuerpo y promueven el buen funcionamiento muscular. Cada vez que sudas, padeces diarrea o pierdes líquidos corporales, debes reemplazar tanto el agua como los electrolitos perdidos. Si padeces náuseas matinales con vómitos intensos, el agua de coco te ayudará a reponer los electrolitos perdidos.

Una bebida completamente natural

Como probablemente sepas, la dieta tiene un fuerte impacto en la salud de tu bebé. Debes evitar ciertos medicamentos y alimentos durante el embarazo para evitar que compuestos potencialmente peligrosos lleguen a tu bebé. El impacto de los aditivos de los alimentos en la salud de tu bebé no se ha estudiado en profundidad. No obstante, el Center for Science in the Public Interest señala que las embarazadas deben evitar ciertos aditivos en los alimentos, como edulcorantes y nitratos artificiales, a modo de precaución para prevenir efectos secundarios en la madre o el bebé. El agua de coco es una bebida completamente natural sin colorantes, condimentos o edulcorantes agregados, mientras que otras bebidas con electrolitos sí contienen estos ingredientes.

Bajo contenido de azúcar

El agua de coco aporta una cantidad de calorías significativamente menor por porción que otras bebidas. El agua de coco natural contiene 6 gramos de azúcar por vaso, mientras que las bebidas deportivas contienen aproximadamente 13 gramos por vaso y el jugo de manzana sin azúcar unos 24 gramos por vaso. Es importante limitar la ingesta de alimentos ricos en azúcar durante el embarazo. Según un artículo publicado en la revista "Diabetes Care" en diciembre de 2009, seguir una dieta rica en carbohidratos complejos y baja en azúcares simples puede reducir el riesgo de desarrollar diabetes gestacional. Una dieta rica en azúcares simples puede causar efectos secundarios adversos, como un alto peso corporal del recién nacido y un aumento de peso significativo durante el embarazo.

Referencias

Más galerías de fotos



Escrito por erica kannall | Traducido por valeria d'ambrosio