¿Cuáles son los beneficios del estiramiento y el yoga?

Los estiramientos y el yoga tienen, de alguna manera, varias características en común, en cuanto a que las rutinas del yoga incluyen movimientos de estiramiento, si bien puedes realizar actividades de estiramiento sin que sean ejercicios de yoga. Muchos tipos de programas de ejercitación que no tienen que ver con el yoga incluyen el estiramiento y la flexión de los músculos. Las áreas para estirar comprenden los hombros, el cuello, la espalda, las caderas, los muslos y las pantorrillas. El estiramiento y el yoga producen una variedad de beneficios, que incluyen el alivio de afecciones crónicas y agudas.

Flexibilidad


Una mayor flexibilidad puede facilitar las tareas cotidianas.

El mejoramiento de la flexibilidad, que se refiere a cuánto puede estirarse un músculo, constituye un beneficio clave de los movimientos de estiramiento y yoga. Éste puede facilitar las tareas cotidianas tales como atarse los zapatos, alcanzar objetos en los armarios y levantar elementos del piso. De forma similar, la coordinación muscular puede mejorarse con la práctica regular de estiramiento y yoga. A medida que envejeces, todos estos beneficios te resultarán aún más importantes, ya que los músculos tienden de manera natural a ponerse rígidos y acortarse con los años. Por lo tanto, el yoga y el estiramiento son medios para mantener esos músculos flexibles y ágiles.

Alcance de movimientos


El estiramiento y el yoga mejoran el equilibrio.

El estiramiento y el yoga pueden mantener la lubricación de las articulaciones, los tendones y los ligamentos, lo cual puede mejorar el alcance de los movimientos, y permitir un incremento en la movilidad y en la agilidad. Tendrás un equilibrio mejor, por lo tanto la probabilidad de caer y lesionarte será menor. Estos beneficios son importantes a cualquier edad, aunque resultan especialmente significativos a medida que envejeces.

Mejor circulación


Los estiramientos musculares mejoran la circulación.

Mediante las actividades de estiramiento y yoga se mejora la circulación sanguínea a través del cuerpo, incluyendo las articulaciones y los músculos. Esto produce una sanación más rápida de cualquier lesión muscular, y una mayor afluencia de nutrientes hacia los músculos en todo momento.

Alivio del dolor


La relajación muscular alivia los diversos dolores.

El estiramiento y el yoga pueden proporcionar alivio a los dolores de espalda y artritis. Para el dolor en la parte baja de la espalda, el estiramiento de los cuádriceps y de los isquiotibiales, así como también de los músculos de la cadera y de la pelvis pueden contribuir a aliviar la molestia. El estiramiento y el yoga también pueden mejorar el dolor de cabeza al estimular la circulación y el flujo de oxígeno hacia la misma. La faceta de relajación de ambas actividades puede contribuir, además, a reducir el dolor.

Relajación


El yoga es un antídoto contra el estrés.

El estiramiento y el yoga pueden resultar antídotos contra el estrés, ya que alivian y aflojan los músculos tensos, y ofrecen una sensación de bienestar y tranquilidad. Además de los beneficios físicos de estas prácticas, la serenidad mental también contribuye a la relajación. Algunas personas han recurrido al yoga para lidiar con problemas como la ansiedad y la depresión.

Mejoramiento de la postura


Estas prácticas mejoran la postura.

El mejoramiento de la postura es otro beneficio de la práctica del estiramiento y el yoga. La tensión muscular puede contribuir a una postura deficiente; sin embargo, estirar esos músculos puede mejorar el alineamiento de la espalda y ayudar a una buena postura. Las áreas particulares de estiramiento donde se producen estos beneficios son el torso, los hombros y la parte baja de la espalda.

Más galerías de fotos



Escrito por judy wilson | Traducido por sofia elvira rienti