¿Cuáles son los beneficios para la salud de la pasta?

Gracias a su accesibilidad y versatilidad en la cocina, la pasta es un elemento básico en la dieta estadounidense promedio. De hecho, el estadounidense promedio consume 20 libras cada año, según la North Dakota State University. La pasta te proporciona energía, así como nutrientes esenciales en forma de fibra, vitaminas y minerales. Combina tu pasta con ingredientes saludables para preparar comidas llenas de nutrientes.

Carbohidratos y fibra

La pasta proporciona carbohidratos beneficiosos. Una taza de espaguetis blancos contiene 43 gramos de carbohidratos totales, mientras que una porción equivalente de espaguetis de trigo integral ofrece 37 gramos de carbohidratos totales. Los carbohidratos son una fuente primaria de combustible para el cuerpo. La pasta de trigo integral también proporciona una considerable cantidad de fibra, un tipo particularmente beneficioso de hidratos de carbono. La fibra ayuda a combatir las enfermedades crónicas, como la obesidad y la diabetes tipo 2, y estimula la salud digestiva. Una porción de 1 taza de pasta integral contiene 6.3 gramos de fibra, que proporciona el 17 por ciento de la ingesta diaria recomendada para los hombres y 24 por ciento para las mujeres, una cantidad establecida por el Instituto de Medicina. Las pastas blancas son más bajas en fibra, unos 2.5 gramos por porción.

Selenio y manganeso

Las pastas tanto blancas como de trigo integral actúan como una excelente fuente de selenio, un mineral que activa las enzimas antioxidantes encargadas de proteger las células contra el daño molecular. Una porción de 1 taza de cualquier tipo de pasta proporciona aproximadamente dos tercios de la ingesta diaria recomendada, determinada por el Instituto de Medicina. La pasta también contiene manganeso, un mineral que ayuda a metabolizar los hidratos de carbono y regular el azúcar en la sangre. Una porción de pasta integral cuenta con 1.9 miligramos de manganeso, más de 100 por ciento de la ingesta diaria para las mujeres y 83 por ciento para los hombres, mientras que una porción equivalente de pasta blanca contiene 0.5 miligramos.

Folato y carotenoides

Come pasta blanca como una fuente de folato (vitamina B-9) o bien opta por la pasta de trigo integral como fuente de los carotenoides luteína y zeaxantina. El folato desempeña un papel en el desarrollo de los glóbulos rojos y favorece el crecimiento rápido de las células, mientras que la luteína y la zeaxantina favorecen una visión saludable. Una dieta rica en carotenoides, como la luteína y la zeaxantina, también reduce el riesgo de cáncer de pulmón, nos explica el Instituto Linus Pauling. Una porción de pasta blanca proporciona 167 microgramos de vitamina B 9, o el 42 por ciento de la ingesta diaria recomendada de ácido fólico establecida por el Instituto de Medicina. Una porción de pasta de trigo integral contiene 113 microgramos de luteína y zeaxantina.

Hazla saludable

Usa pasta como base para platos saludables ricos en verduras, proteínas magras y grasas saludables. Cubre ligeramente espaguetis de trigo integral con aceite de oliva, a continuación, mezcla hojas verdes salteadas y avellanas (hazelnuts) picadas para una comida pecaminosa pero saludable y fácil de preparar. Cubre pasta con verduras asadas como hinojo (fennel), pimientos rojos (bell peppers), cebolla y ajo, y luego con salsa de tomate y albahaca (basil). Otra alternativa es incorporar la pasta en ensaladas frías. Los rotini de trigo integral quedan bien con aceitunas kalamata picadas, pimiento rojo asado y vinagreta de jugo de limón, mientras que los moños (bowties) con camarones al vapor, pimiento rojo y una mezcla de aceite de oliva y pimiento molido son una opción de ensalada picante.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por frances criquet