¿Cuáles son los beneficios para la salud de estar físicamente en forma?

Algunas personas saltan de la cama, se ponen su ropa deportiva y realizan con alegría sus ejercicios matutinos. Otros apagan la alarma y se arrastran al gimnasio, si pueden, compadeciéndose de sí mismos. La actividad física implica un poco de esfuerzo para mucha gente, pero los beneficios son enormes si se considera el potencial de mejora de la salud que conllevan. Para aquellos que utilizan el riesgo de sufrir una lesión como excusa para no hacer ejercicio, los Centers for Disease Control and Prevention dicen que el riesgo es mínimo comparado con los beneficios potenciales. Sin embargo, consulta con tu médico antes de comenzar cualquier régimen de ejercicios, para asegurarte de que estás siguiendo un plan que funcione bien para ti. Además, ten en cuenta que los beneficios de la aptitud física son mayores en el contexto de una dieta y estilo de vida saludables.

Salud cardiovascular

Las personas que hacen ejercicio regularmente tienen un menor riesgo de problemas cardiovasculares, como enfermedad cardíaca y accidentes cerebrovasculares, en comparación con las personas que no lo hacen, según el CDC. Tan poco como 2,5 horas de actividad física moderada todas las semanas confiere esta ventaja, pero las personas que hacen más ejercicio puede reducir el riesgo aún más. La actividad moderada, de acuerdo con la Harvard School of Public Health, es una actividad que te hace sudar, pero te permite hablar al mismo tiempo. Una persona en buena forma física y activa también tiende a disminuir más la presión arterial y los niveles de colesterol que una persona sedentaria.

Salud metabólica

Las personas que están en buena forma física tienden a sufrir menos de problemas metabólicos como la diabetes tipo 2 y el síndrome metabólico, informa el CDC. Si una persona tiene síndrome metabólico, tiene todos o algunos de estos problemas: azúcar en sangre elevada, presión arterial alta, triglicéridos altos, exceso de grasa en el vientre y bajo nivel de lipoproteínas de alta densidad (colesterol "bueno"). Cuanto más ejercicio haga una persona regularmente, menos posibilidades tendrá de desarrollar estos problemas de salud. (Aquí y en todo lo anterior, estos son resultados generales, es posible desarrollar estos problemas incluso si haces ejercicio con regularidad, por lo que los chequeos médicos periódicos son importantes.)

Riesgo de cáncer

La Harvard School of Public Health, dice que la gente con buena condición física potencialmente tiene un menor riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer. Estos incluyen el cáncer de colon en hombres y mujeres y el cáncer de mama en las mujeres. Las investigaciones indican que el cáncer de endometrio en las mujeres y el cáncer de pulmón en ambos sexos, posiblemente puede también ser influenciado positivamente al mantenerse en forma.

Fuerza de los huesos

La osteoporosis es una condición en la que los huesos se vuelven más frágiles y hay mayor probabilidad de fracturas. Esto se asocia con el envejecimiento, pero la Harvard School of Public Health dice que mantenerse en forma ayuda a reducir el riesgo de que esto ocurra. Ejemplos de actividades útiles incluyen caminatas, baile y entrenamiento con pesas. Se trata de ejercicios con peso que obligan al músculo a tirar de los huesos, lo que influye en los huesos para hacerlos más fuertes y así manejar el estrés. Mantener los huesos fuertes también ayuda a reducir el riesgo de fracturas.

Salud mental

Mantenerse en buena forma física no sólo influye en el cuerpo físico. La Harvard School of Public Health dice que el ejercicio regular mejora el estado de ánimo y, potencialmente, puede ayudar a reducir la depresión. Las personas que están en forma también pueden tener menos problemas para dormir, y si te mantienes en forma a medida que envejeces, también puedes prevenir una disminución de las capacidades cognitivas.

Longevidad

El CDC dice que mantenerse en forma es una de las cosas más importantes que puedes hacer para aumentar tu longevidad. Las personas que están activas durante 7 horas a la semana tienen un 40 por ciento menos probabilidades de morir prematuramente que aquellos que son más sedentarios, informa el CDC. Además, las personas mayores en buena condición física son menos propensos a sufrir caídas o tener problemas que afecten el movimiento y las actividades de todos los días que aquellos fuera de estado físico.

Más galerías de fotos



Escrito por jillian o'keeffe | Traducido por martin santiago