¿Cuáles son los beneficios de un estilo de vida sano en los niños?

Los niños se benefician de una manera física, mental, social y académica de un estilo de vida de nutrición y ejercicio apropiado. Los niños necesitan por lo menos 60 minutos de ejercicio por día a través de actividades que desarrollen sus huesos, como el saltar cuerda; fortalezcan sus músculos, flexiones de brazos (pushups); y también proporcionen aeróbicos vigorosos en intensidad, como el correr. Las necesidades de nutrición varían dependiendo de la edad, género y nivel de actividad, pero una dieta sana incluye comidas balanceadas de fruta, verduras, granos enteros, proteínas y productos lácteos bajos en grasas.

Físicamente

Un estilo de vida sano ayuda a los niños a mantener un peso sano y desarrollar huesos y músculos fuertes. Al ejercitarse y comer bien para mantener un peso sano, el niño disminuye su riesgo de padecer diabetes tipo dos, presión sanguínea alta y colesterol alto. Una dieta balanceada llena de vitaminas y minerales promueve el sistema inmune protegiendo mejor en contra de los virus comunes esparcidos en las escuelas, como la gripe y el resfriado. Los alimentos y bebidas altos en calcio reducen el riesgo de la osteoporosis más adelante en la vida.

Mental

Comer correctamente y obtener ejercicio físico diario beneficia la salud mental del niño. Un niño que está mentalmente sano puede tener autoestima más alta, sentirse mejor acerca de su apariencia física y ser más capaz de manejar los retos emocionales. El ejercicio libera endorfinas, las cuales ayudan a que un niño se sienta más feliz y en paz. El ejercicio puede llevar a mejor sueño durante la noche y más energía durante el día, lo que en turno lleva a sentirse mejor emocionalmente. La actividad física puede también ayudar con la depresión leve.

Social

Un niño físicamente apto con alta autoestima podría beneficiarse de manera social. El niño que se queda sentado jugando juegos de video tiene menos oportunidad de hacer amigos que uno que se une a un equipo de baloncesto o toma clases de gimnasia. Llevar un estilo de vida sano reduce las probabilidades de que el niño sea víctima del bullying escolar, de acuerdo con el estudio de enero del 2008 por el The Graduate School of Tokyo Medical and Dental University en Tokyo, Japón. Para el estudio, un estilo de vida sano incluyó una dieta apropiada, higiene y la practica de actividad física.

Académica

Desde aprender a leer y escribir a estudiar para un examen importante, un estilo de vida sano ayuda a un niño a florecer de manera académica, y evita las faltas debido a las enfermedades. La actividad física mejora la habilidad de un niño para aprender incrementando el estado alerta y reduciendo la ansiedad y el estrés. El hambre afecta la habilidad del niño para enfocarse y pensar. Muchas instituciones, como la Carnegie Foundation, Tufts University y la Hebrew University, han estudiado la importancia de la nutrición sobre el aprendizaje y han encontrado que el comer un sano desayuno ayuda a los niños a concentrarse mejor en tareas complejas, recordar información más rápidamente y cometer menos errores al resolver problemas.

Más galerías de fotos



Escrito por ivy morris | Traducido por glen boyd