¿Cuáles son los beneficios a la salud del yoga en las mujeres?

Millones de norteamericanos practican yoga regularmente, una terapia de la mente y el cuerpo originalmente desarrollada en la antigua India que ha ganado popularidad en los Estados Unidos desde la década de los sesenta. El yoga entreteje tres componentes principales: postura física, técnicas de respiración y meditación y relajación. Mientras que el yoga no ha sido validado como una cura para alguna enfermedad en particular, practicar yoga regularmente ofrece a las mujeres muchos beneficios potenciales a la salud.

Estado físico y control de peso

Practicar yoga puede mejorar tu condición física y ayudarte a alcanzar o mantener un peso saludable. Ejecutar las poses de yoga apropiadamente fortalece tus huesos y músculos, mejora tu equilibrio y promueve la flexibilidad y un rango más amplio de movimiento, de lo cual todo puede ayudar a proteger tu cuerpo contra las lesiones comunes. Las mujeres que practican yoga tienden a tener un índice de masa corporal más bajo y mejor control de su peso que aquellas que no practican yoga.

Reducción del estrés y manejo de enfermedades

La reducción del estrés es uno de los principales beneficios a la salud por practicar yoga. El énfasis del yoga en respirar y meditar puede ayudar a calmar tu mente y mediar las respuestas típicas de tu cuerpo ante el estrés, bajando tu presión sanguínea y disminuyendo la producción de hormonas del estrés. El simple hecho de disminuir tu estrés puede tener un gran impacto en tu calidad de vida. Debido a que ciertas enfermedades empeoran con el estrés, practicar yoga puede ser útil para el manejo de las enfermedades. Por ejemplo, el yoga puede ser benéfico en el manejo y prevención de enfermedades cardiacas, insomnio y síndrome de colon irritable, los cuales están relacionados con el estrés. El yoga puede ayudar a los pacientes con cáncer porque la reducción del estrés permite al sistema inmunológico trabajar de manera más efectiva. El yoga también ha probado mejorar el estado de ánimo de la gente y reducir la ansiedad y depresión.

Manejo del dolor

El yoga también es útil en el manejo del dolor debido a la artritis, síndrome del tunel carpiano, dolor de espalda y otros tipos de dolor crónico. Disminuir el estrés por medio del yoga puede reducir la sensibilidad de tu cuerpo al dolor. Practicar poses de yoga también reducirá el dolor mejorando la fuerza y flexibilidad mientras enseñas a tu cuerpo formas mejores y menos dolorosas de moverse.

Embarazo

El yoga puede ser especialmente benéfico durante el embarazo puesto que es una excelente manera de lograr el tipo de ejercicio delicado y regular recomendado para las mujeres embarazadas. Un mejor estado físico ayudará a tu cuerpo a manejar mejor los cambios en el cuerpo inducidos por el embarazo. Si decides practicar yoga durante el embarazo, asiste a una clase prenatal dada por un instructor experimentado en el trabajo con mujeres embarazadas. Muchas poses habituales de yoga pueden no ser adecuadas para mujeres embarazadas.

Más galerías de fotos



Escrito por meghan slocum | Traducido por lou merino