¿Cuáles son los beneficios del Ashtanga Yoga?

Se dice que el yogui y sabio Vamana Rishi registró el sistema de yoga Ashtanga en su manuscrito "Yoga Korunta". Este antiguo documento llegó a manos de Pattabhi Jois, quien comenzó a enseñar la tradición Ashtanga durante la década de 1940. Como muchas formas de yoga, el Ashtanga incluye posturas físicas para mejorar el estado corporal general, y también prácticas mentales y éticas con el fin de evolucionar desde el punto de vista espiritual.

Ocho limbos


El yoga conlleva una variedad de enseñanzas físicas y espirituales.

El "yoga Ashtanga" se traduce como "yoga de ocho limbos", lo cual refleja las ocho diferentes prácticas inherentes a su enseñanza. Estas ocho prácticas se denominan yama, niyama, asana, pranayama, pratyahara, dharana, dhyana y samadhi. Traducidas al español, estas palabras significan códigos morales; auto-conocimiento, postura, control de la respiración, control de los sentidos, concentración, meditación y comunión con el Universo.

Limpieza externa


La práctica del yoga ayuda a tratar diversas enfermedades.

Los primeros cuatro limbos del yoga Ashtanga se consideran externos, ya que reflejan la conexión con el mundo físico e incluyen prácticas para ayudar a que esos vínculos sean más fluidos y significativos. Algunos beneficios de practicar los cuatro limbos de limpieza externa comprenden el alivio del estrés y una mejora en la flexibilidad, el equilibrio, la coordinación, la fuerza y la resistencia. Algunos practicantes también afirman que ayudan a tratar enfermedades crónicas tales como dolores articulares y problemas digestivos.

Limpieza interna


El yoga incluye prácticas de control mental.

Los segundos cuatro limbos del yoga Ashtanga son prácticas de limpieza interna, desarrolladas para ayudar a controlar tu mente; su intención es lograr el control de los "seis venenos espirituales". Estos venenos, similares a los siete pecados capitales del catolicismo, son el deseo, la ira, el engaño, la gula, la pereza y la envidia. Luego de practicar estas técnicas de control mental, se dice que estos venenos abandonan la mente por completo, uno por uno.

Progreso


El progreso en esta disciplina implica un recorrido arduo.

Como con cualquier programa de entrenamiento, el progreso para lograr los beneficios del yoga Ashtanga no consiste en un ascenso sencillo de transitar. De acuerdo con el instructor de yoga de Oregon Kerry Colette, se parece más a una sucesión de pequeñas colinas que hacen de la evolución un recorrido ascendente lento y arduo. Te sentirás como si retrocedieras un paso por cada dos logrados hacia adelante. La clave, según Colette, se encuentra en ser tan paciente y comprensivo contigo mismo como las prácticas del yoga Ashtanga te enseñan a ser con los demás. El progreso será lento y a veces frustrante; sin embargo, en la medida en que seas consecuente y practiques a conciencia y con dedicación, continuarás tu camino hacia adelante.

Práctica


Busca videos e instrucción en línea.

Trabajar con el yoga Ashtanga constituye un ciclo de entrenamiento y ensayos. Colette recomienda asistir a clase dos veces por semana, con el fin de recibir las enseñanzas de un instructor calificado. Si no puedes encontrar un instructor de Ashtanga en tu área, puedes encontrar videos e instrucción en línea. Entre sesiones, practica como mínimo de 10 a 20 minutos diarios; esta práctica es importante, ya que te permite codificar los principios del Ashtanga e identificar interrogantes para consultar cuando asistas a la próxima clase.

Más galerías de fotos



Escrito por jake wayne | Traducido por sofia elvira rienti