¿Cuáles músculos trabajan con las flexiones diamante?

Las flexiones (pushups) clásicas trabajan principalmente los músculos del pecho, pero hay una pequeña probabilidad de que la colocación de tus manos haga que los músculos del tríceps sean los que hacen el esfuerzo principal. Para lograr que trabaje este grupo músculos de tres partes de tu brazo, realiza flexiones diamante con tus manos juntas. Incluye el movimiento en programas de entrenamiento bootcamp, por circuitos o rutinas de brazo.

Ejecución

Para hacer una flexión diamante o flexiones de tríceps, colócate en la posición de una flexión común. Junta tus manos bajo tu pecho de manera que los dedos índices y pulgares casi se toquen, haciendo forma de diamante. Dobla tus codos para bajar tu cuerpo hacia el piso. Mantén tus tríceps cerca de tu tronco y mantén rígido tu torso. Extiende tus codos para regresar a la posición inicial. Una serie completa consiste en 8 a 12 repeticiones de éste ejercicio, más si estás entrenando para resistencia. Las flexiones de tríceps son extremadamente desafiantes, así que quizás necesites hacer modificaciones al inicio. Intenta colocando tus rodillas en la estera conforme flexionas y extiendes tus codos o haz el ejercicio contra la pared.

Músculos primarios

El tríceps en la parte posterior del brazo, es el músculo principal que se trabaja durante las flexiones diamantes. Los tríceps son responsables de la extensión de tus codos, lo que sucede cuando estiras tus brazos para levantarte desde el suelo. Unos tríceps tonificados muestran una forma de herradura en la parte posterior de tus brazos.

Músculos de asistencia

El pectoral mayor es el músculo primario, y los abanicoides asisten al tríceps al ejecutar las flexiones diamantes. Éste músculo tiene una parte superior e inferior, ambas de las cuales se activan durante el ejercicio. La parte frontal del músculo de tres partes que cubre el hombro, llamado deltoide anterior, también te ayuda a completar la flexión diamante.

Musculos estabilizadores

Una razón por la que las flexiones son ejercicios clásicos es debido a que trabajan muchos músculos diferentes como estabilizadores. Y la versión diamante no es diferente. Usas los bíceps para mantener estable la articulación del codo. El recto abdominal, el músculo frontal en la superficie del abdomen, y los oblicuos a los lados del mismo también trabajan para mantener tu torso y caderas firmes conforme subes y bajas. Tus cuadríceps, en la aprte anterior de los muslos, ayudan aún más en la estabilización.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por arcelia gutiérrez