Cómo hacer croquetas de patata rallada al horno

La patata es un plato versátil y tradicional, ya sea servido frito, salteado o al horno. Mientras que las papas al horno requieren tiempos de cocción más largos en un horno convencional, las croquetas de patatas ralladas, o hash browns, se cocinan más rápido debido a su tamaño delgado. Freír las patatas fritas en mantequilla o grasa de tocino en una sartén es la forma tradicional de prepararlas, pero al hornear en lugar de freír, se puede servir una versión más saludable de esta deliciosa hortaliza sin sacrificar el sabor.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Croquetas de papa frescas o congeladas
  • Rocío vegetal sabor manteca
  • Asadera
  • Papel de aluminio
  • Sal y pimienta a gusto
  • Opcional: cebollas

Instrucciones

  1. Precalienta el horno a 400 grados Fahrenheit, y cubre la parte inferior de una asadera con papel de aluminio, con el lado brillante hacia arriba.

  2. Rocía el aluminio un poco con rocío vegetal de manteca.

  3. Extiende las papas ralladas frescas o congeladas en una capa de 1/2 pulgada en el papel de aluminio. Usa una taza de papa para cada porción.

  4. Rocía la parte de arriba de las papas ligeramente con el rocío vegetal.

  5. Hornea durante 30 minutos, volteando las papas a la mitad, y vuelve a rociar la parte superior de las patatas antes de meterlas al horno durante la segunda mitad del tiempo de cocción. Cuando estén completamente cocidas, las papas ralladas serán de color marrón dorado y crujientes en la parte superior. Sácalas del horno, y sazona con sal y pimienta a gusto.

Consejos y advertencias

  • Para más sabor, corta en dados o rebana finamente cebolla y mezcla con las croquetas de patata antes de hornear.
  • Deja la sal y pimienta en croquetas de patata al gusto de los comensales, en vez de salar antes de la cocción o de servir.
  • Para hacer tus propias papas ralladas frescas, lava y pelar las patatas coloradas, y ralla en los agujeros grandes de un rallador.
  • Si no vas a hornear las papas recién rallaas, cúbrelas con agua fría en un recipiente grande y agregua 1 cucharadita. de jugo de limón fresco para evitar que las papas se pongan marrones.
  • Para darle más sabor sin añadir grasa, sirve las croquetas de patata al horno con salsa de tomate o salsa picante.

Más galerías de fotos



Escrito por glenda taylor | Traducido por lucia ayala