Criar a un Sagitario

Si tu hijo nació entre el 22 de noviembre y 21 de diciembre, tu tiene un niño Sagitario en tus manos. Los Sagitario, de acuerdo con la gente que cree en la astrología, tienen algunas cualidades maravillosas, pero como todos los signos del zodíaco, ellos pueden tener sus problemas, también.

Naturaleza


Las personas nacidas bajo el signo de Sagitario son muy afables y alegres, según CafeAstrology.com.

Las personas nacidas bajo el signo de Sagitario son muy afables y alegres, según CafeAstrology.com. A ellos les encanta reír y bromear, así que son generalmente sociales y amigables. Cuando son jóvenes, hay que tener cuidado con enseñarles a tus hijos a ser cauteloso con los extraños. Proporcionales amplias oportunidades para socializar en lugares seguros, pero enséñales seguridad contra extraños, sobre todo para esos momentos en que no estés presente para mantener un ojo vigilante sobre ellos. Los Sagitario también son gente abierta y honesta que dirán lo que piensan, generalmente sin darse cuenta de cómo lo tomará la otra persona, según un artículo publicado en el Huffington Post. Enseñarle a tu hijo a pensar antes de hablar puede ser una lección que tendrás que volver a repetirle a lo largo de su infancia.

Temperamento


A pesar de su disposición generalmente alegre, un Sagitario puede tener un poco de mal genio, advierte Cafeastrology.com.

A pesar de su disposición generalmente alegre, un Sagitario puede tener un poco de mal genio, advierte Cafeastrology.com. Esto es debido a que son de espíritu libre, impulsivo y honesto acerca de sus sentimientos. Si algo hace que tu niño se enoje, él no se va a detener. Date cuenta, sin embargo, que estos destellos del genio son como breves tormentas de verano que pasarán rápidamente. Es importante no agravar el problema o dejar que escale. Al ser un signo de fuego, Sagitario tienen una gran cantidad de espíritu y empujara si es acorralado. No eches más leña al fuego. Mantente calmado y enséñale a tu hijo a lidiar con la ira al expresarse con palabras, o tomando un tiempo para enfriarse. Una vez que se haya calmado, regresará a su carácter cálido y afectuoso, y será mucho más abierto a la discusión.

Libertad


Cada guía para padres que lees te dirá que los niños necesitan rutinas en su vida. Si bien esto es cierto, los Sagitario odian las rutinas, se aburren fácilmente o se inquietan con facilidad.

Cada guía para padres que lees te dirá que los niños necesitan rutinas en su vida. Si bien esto es cierto, los Sagitario odian las rutinas, se aburren fácilmente o se inquietan con facilidad. Tienen una necesidad de explorar libremente, señala Astrology.com. Tú tendrás que encontrar un equilibrio con tu hijo para que le proporciones la estructura, sin dejar de darle una salida a la libertad y la espontaneidad. Dale a tu hijo un par de bloques de tiempo libre en su horario todos los días. Cambia la rutina un poco de vez en cuando al llevarlo a un parque diferente, o ponerlo en una actividad diferente. Los fines de semana, llévalo a explorar nuevos lugares o probar nuevas experiencias. Si no complaces la curiosidad natural y la necesidad de libertad, tu pequeño bribón puede tomarse por sí mismo la búsqueda de sus propias aventuras.

Educación


La naturaleza inquisitiva y curiosa de un niño Sagitario es tanto una bendición como una maldición.

La naturaleza inquisitiva y curiosa de un niño Sagitario es tanto una bendición como una maldición. Por un lado, a tu hijo le encantará aprender y explorar el mundo que le rodea. Él va a absorber la información y la experimentan como una esponja, por lo que desde muy joven preséntale a los juegos educativos y actividades prácticas. En el lado negativo, puede aburrirse en un aula que emplea la estructura tradicional. Necesitan libertad en el aprendizaje, de acuerdo con Hermetics.com. Tu hijo podría ser más adecuado para las escuelas que emplean métodos de enseñanza alternativas creativas, tales como una escuela Waldorf o magnet school. Edúcalo en casa, si se trata de una posibilidad para ti, también puede ser una opción.

Más galerías de fotos



Escrito por mackenzie wright | Traducido por adrian tobon