Criar niños mientras lidias con la ansiedad

De acuerdo con la Anxiety and Depression Association of America, la ansiedad afecta al 18% de las personas que viven en los Estados Unidos. Esta respuesta aterradora presenta una serie de desafíos difíciles cuando se debe criar a un niño. La ansiedad se puede tratar de una forma que permita que los padres críen a sus hijos de forma efectiva.

Descubre los desencadenantes

La ansiedad es una consecuencia de la respuesta de lucha o huida. De acuerdo con WebMD, este sistema de respuesta primitivo causa síntomas, como ritmo acelerado del corazón, agitación en al respiración, dolores de cabeza o tensión en el pecho. Si bien se supone que estos cambios nos preparan para luchar o huir, el corazón acelerado o la dificultad para respirar imposibilitan la tarea de leer cuentos o llevar a un niño a la práctica de baloncesto. Comprender qué causa esta aceleración en el ritmo cardíaco es fundamental para poder controlar la ansiedad. Si un padre tiene un ataque de ansiedad en un recital de piano, en el futuro, eventos similares harán que su ansiedad aumente. De acuerdo con WebMD, un diario de ansiedad —en el que la clasifiques e identifiques los pensamientos que se relacionan con ella— puede ser un medio efectivo para estos casos. Sabiendo esto, puedes planificar para esos momentos y enfrentarte al miedo sin tener que sacrificar tiempo con tu hijo.

Atacar los pensamientos que generan miedo

De acuerdo con el National Institute of Mental Health, la terapia cognitiva del comportamiento es un medio efectivo para tratar la ansiedad. Los pensamientos aterradores infundados se pueden atacar mentalmente cada vez que surgen. Si el pensamiento es "Algo le va a ocurrir a mi hijo en la escuela", forzarte a pensar "No va a pasar nada, solo estoy ansioso" tiene sentido, dado que reemplazas el pensamiento negativo por uno positivo y realista. Los pensamiento también se pueden combatir investigando sobre un tema. En este caso, buscando estadísticas sobre la probabilidad de que un niño se lastime en la escuela, para disminuir el miedo que lo rodea.

Respira hondo

Así como los niños algunas veces necesitan un momento para descansar y recargar baterías, los padres pueden necesitar algunos momentos para relajarse. Sin embargo, como todos los padres saben, es más fácil decirlo que hacerlo. De acuerdo con WebMD, respirar hondo es una técnica de reducción del estrés que se puede llevar a cabo en cualquier lugar y momento. Respirar hondo ayuda a disminuir el ritmo cardíaco y desacelerar la producción de hormonas del estrés. Este es también un ejercicio que se puede implementar con los niños cuando están alterados.

Haz ejercicio con tus hijos

Muchos padres descubren que el ejercicio es una forma efectiva de reducir los niveles de ansiedad. De acuerdo con un estudio realizado en el 2004 por el National Institute of Health, el ejercicio reduce la sensibilidad a la ansiedad, más allá de que se practique una actividad de alto o bajo impacto. Salir a caminar o correr, andar en bicicleta o jugar un deporte en familia no solo fomentan la cercanía, sino que además generan un alivio efectivo de la ansiedad, mientras nos distraen de los pensamientos aterradores.

Más galerías de fotos



Escrito por melody causewell | Traducido por pilar celano