Cómo criar niños desmotivados

Cuando no puedes conseguir sacar a tu niño del sofá o del televisor, es fácil etiquetarlo como "desmotivado". Sin embargo, un niño sin motivación podría tener algo más que la pereza para explicar su falta de acción o esfuerzo. Un miedo al fracaso, miedo al rechazo y falta de interés, pueden contribuir al bajo nivel de motivación de tu hijo. Al entender por qué tu hijo no quiere tratar de salir, puedes aplicar tácticas motivacionales para adaptar a su personalidad y ayudarlo a aumentar su esfuerzo y recompensar sus éxitos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Descubre el razonamiento detrás de la falta de motivación de tu hijo.

    Descubre el razonamiento detrás de la falta de motivación de tu hijo. A menudo, los niños no son simplemente perezosos, sino que tienen otros problemas que les impiden llevar adelante un esfuerzo completo. Por ejemplo, podría haber tenido una mala nota en un examen y tiene miedo de fracasar de nuevo. Él podría ser demasiado cauteloso y evitar nuevas experiencias. También podría no gustarle la actividad o tema en el que le falta motivación. Entiende el "por qué", y será más fácil encontrar la solución.

  2. Los niños que están desmotivados a menudo culpan su falta de esfuerzo en otros hombros.

    Pídele a tu hijo que tome la responsabilidad de sus emociones si lo encuentras llorando o quejándose. Los niños que están desmotivados a menudo culpan su falta de esfuerzo en otros hombros. Podría culpar a su maestro por darle una calificación deficiente o culpar a su entrenador por no dejarle ir al bate. Cuando descubres que tu hijo hace esto, detenle y pregúntale qué parte tuvo en el problema. Tal vez en realidad no estudia o no asistió a las prácticas.

  3. Permite que las consecuencias naturales afecten a tu niño cuando él se niegue a hacer el esfuerzo.

    Permite que las consecuencias naturales afecten a tu niño cuando él se niegue a hacer el esfuerzo. Si sabe que vas a interferir para solucionar el problema, no tendrá la motivación para tratar de verdad. Sin embargo, si le dejas una calificación deficiente o te niegues a aceptar excusas cuando sea tarde, va a entender mejor las consecuencias de no esforzarse lo suficiente. Podría ser el empujón que necesita para mejorar su motivación.

  4. Busca actividades que le interesen a tu hijo.

    Busca actividades que le interesen a tu hijo. Él probablemente no quiera esforzarse porque no ama una actividad extracurricular o materia escolar. Mediante la exploración de diferentes actividades, opciones y niveles de escuela, puedes ayudar a tu hijo a encontrar algo que le guste hacer. Lo que parece ser una falta de motivación en realidad podría ser aburrimiento, por lo que puedes tomar un poco de ensayo y error para ayudar a tu hijo a encontrar algo que realmente ame.

  5. Es importante enseñar a tus hijos que los fracasos son sólo una oportunidad para mejorar, no una razón para dejar de intentarlo.

    Ofrece un montón de elogios y refuerzo positivo cuando el niño lleve adelante un esfuerzo -incluso si él lo hace bien o no. Es importante enseñar a tus hijos que los fracasos son sólo una oportunidad para mejorar, no una razón para dejar de intentarlo. En lugar de elogiar el producto final, céntrate en elogiar el esfuerzo -"¡Has estudiado muy duro para esa prueba, y estoy orgulloso de ti!".

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por luciano ariel castro