Cómo criar a niños adoptados

El U.S. Department of Health & Human Services estima que hay 104.236 niños esperando ser adoptados en Estados Unidos. Adoptar a un niño es gratificante, pero también puede ser desafiante cuando se trata de educarlos. Surgen preguntas y preocupaciones en el niño adoptado sobre de dónde vino y puede que los padres no sepan exactamente cómo responder. Criar a un niño adoptado no es muy diferente de educar a un hijo biológico. Una vez que firmes los papeles, el niño es legalmente tuyo, pero existen algunas cosas que puedes hacer para que su educación sea más fácil para todos los involucrados.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Sé honesto con tu niño. HealthyChildren.org recomienda decirle a tu niño que es adoptado alrededor de la edad de preescolar. Esta es la edad en la que los niños comienzan a hacer preguntas sobre los bebés y las familias. Haz que la conversación sea simple, pero honesta. Explícale que nació en otra familia, pero que ellos no podían cuidarlo. Cuéntale por qué decidiste adoptar a un niño y lo mucho que deseabas que fuera tu hijo. Aunque puede que un niño no entienda completamente el concepto de adopción sino hasta más o menos los siete años, hablar con él temprano lo ayudará a manejarlo mejor. A medida que el niño crezca, será necesario tener conversaciones más profundas sobre la adopción.

  2. Si nació en otro país o tiene una etnia diferente a la tuya, habla con tu niño sobre su cultura. Celebra ciertos eventos o festividades que son especiales para la cultura de tu hijo. Por ejemplo, si tu niño adoptado es de México, organiza una fiesta especial cada año por el Cinco de Mayo y explícale a tu niño cuál es el propósito de la celebración y cómo se relaciona con su cultura.

  3. Trata a tu niño adoptado como tratarías a tu hijo biológico. Esto es especialmente importante si tienes niños biológicos en casa. No sientas la necesidad de ser indulgente con el niño adoptado porque sientes lástima por él cuando no tratas a tus hijos biológicos con la misma indulgencia. Por otro lado, evita mostrar favoritismo hacia tus niños biológicos. Puede ser difícil, pero tus acciones son lo que eventualmente le mostrarán a tu hijo adoptivo que lo amas y que piensas en él como un hijo biológico.

  4. Muestra a los padres biológicos del niño en una luz positiva, sin importar las circunstancias que rodearon a la adopción. El Adoption Center of Illinois señala que es importante separar el comportamiento de los padres naturales del comportamiento del niño, para que no sienta que es malo porque puede que sus padres biológicos hayan sido malos.

  5. Dale a tu niño tiempo para desarrollar confianza en ti y en tu familia, especialmente si adoptas a un niño pequeño o de edad preescolar, o incluso más grande. Al igual que cuando traes a un nuevo bebé del hospital, crear lazos toma tiempo. No es diferente cuando traes a un niño adoptado a tu casa. Evita obligar al niño a hacer cosas como llamarte mamá o papá o decir "te quiero". Deja que lo haga en sus propios términos cuando se sienta cómodo con ello.

  6. Si adoptaste al niño a una edad que todavía recuerda, deja que tu hijo hable sobre su pasado. Puede que haya tenido relaciones importantes que ya no existen desde la adopción por tu familia. Si habla sobre ciertas personas o eventos del pasado, habla con él para que sienta que no es nada de lo que deba avergonzarse. El Child Study Center dice que hacerlo lo ayudará en el proceso de desarrollar nuevas relaciones dentro de su nueva familia.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por ana maría guevara