Cómo criar a un niño muy tímido

Hay mucho más en ser tímido de lo que parece. Es normal que los padres amorosos expresen su preocupación acerca de un niño que parece ser muy tímido, sobre todo si los padres son extrovertidos y felices, según la American Academy of Pediatrics. Sin embargo, para algunos niños, la timidez es una parte natural y normal de su temperamento, o es la manera en cómo los niños responden al mundo. La paciencia, los estímulos amorosos y la observación pueden ayudar a tu niño a sentirse más cómodo con las interacciones sociales y actividades.

Construir bases de ayuda


Un punto de partida para ayudar a tu niño tímido comienza con la eliminación de los estereotipos y la construcción de la autoestima.

Un punto de partida para ayudar a tu niño tímido comienza con la eliminación de los estereotipos y la construcción de la autoestima. El pediatra Dr. William Sears informa que los padres que describen a su hijo como "tímido" pueden llevar a su hijo y a otros a asumir que es algo erróneo. Reemplaza "tímido" por "tranquilo" o "introvertido". Tu niño tímido quiere complacerte y puede experimentar ansiedad si cree que su timidez es inaceptable para ti. Alivia los miedos de tu hijo mediante la validación de su autoestima con recordatorios de que lo amas incondicionalmente. Anima a tu hijo a hablar de sus emociones y ofrécele un ejemplo de tu propia infancia, cuando luchaste con la timidez.

Trabaja para tener un progreso gradual


Establece las bases para su éxito al ofrecer tu apoyo emocional.

Es más difícil para un niño muy tímido se aventure fuera de su zona de confort que un niño socialmente con confianza tome el mismo riesgo. Al presionar u obligar a tu hijo tímido a interactuar con otras personas puedes producir un resultado triste para ti y tu niño. Establece las bases para su éxito ofreciéndole tu apoyo emocional. Scholastic.com recomienda que los padres les recuerden a sus hijos los resultados positivos anteriores. Un tono positivo y el estímulo de bajo perfil les ofrecerá a los niños tímidos el empujoncito necesario para dar un pequeño paso fuera de su zona de confort. Llena a tu niño con abrazos y elogios por sus esfuerzos, incluso si el resultado final no coincide con tus expectativas.

Observa las preferencias de tu niño


Tómate tu tiempo para observar a tu niño cuando interactúa con otros y participa en las actividades.

Tómate tu tiempo para observar a tu niño cuando interactúa con otros y participa en las actividades. Busca un patrón de comportamiento que sugiera que tu hijo se siente más a gusto con un determinado grupo de edad o una actividad preferida. Las experiencias positivas pueden allanar caminos para nuevas oportunidades que el niño tímido puede acoger con menos ansiedad. Por ejemplo, si notas que tu hijo juega cómodamente con los niños más pequeños, invita a un niño pequeño a una cita de juegos. Si el juego imaginativo de tu hijo (hija en este caso) con frecuencia es convertirse en una bailarina, háblale de una clase de ballet en la que puede aprender los pasos de baile en zapatillas de ballet.

Juego de roles y ensayo


Anima a tu niño a usar las estrategias de juego de roles y el ensayo para practicar las habilidades sociales y ganar confianza.

Anima a tu niño a usar las estrategias de juego de roles y el ensayo para practicar las habilidades sociales y ganar confianza. Por ejemplo, si tu hijo ha sido invitado a una fiesta de pijamas, ayúdale a ensayar cómo saludar a los otros huéspedes y háblale de algunos de los juegos, actividades y diversión que le esperan allí. Felicita y premia a tu hijo cuando juega los roles de cómo podría responder en varios escenarios de una fiesta de pijamas.

Más galerías de fotos



Escrito por becky swain | Traducido por gii urii