Criar a un niño cuya lengua predominante sea el español

Si recién llegaste a este país desde América Latina o estás determinado preservar tu patrimonio cultural al criar a su hijo como hispanoparlante, te enfrentarás a algunas experiencias concretas. Para facilitar el proceso, busca a otras familias que estén en la misma circunstancia y dile adiós a los pesimistas. Le estás dando a tu hijo el regalo del bilingüismo y abriéndole todo un mundo de viajes, literatura y cultura.

Cómo establecer el predominio del español

En el caso de que no seas recién llegado de América Latina o España, criar un niño completamente hispanoparlante en los Estados Unidos requerirá un esfuerzo considerable. Tú y tu pareja pueden hablarle exclusivamente en español, o uno de ustedes puede usar el español, mientras que el otro utiliza el inglés. Sea cual sea el método que elijas, asegúrate de que el español está plenamente integrado a la rutina y a la socialización. Tu niño está rodeado de oportunidades para practicar inglés, así que dependerá de ti procurar que hable español. Por supuesto, es una ventaja si puedes viajar frecuentemente a países de habla española.

Beneficios de ser bilingüe

Además de honrar tu herencia cultural, criar un niño que hable dos idiomas tiene varios beneficios. Está la ventaja práctica de ser capaz de comunicarse con más personas, pero también tiene beneficios más sutiles para el cerebro. Un artículo de 2012 en The New York Times informa que los niños bilingües son más inteligentes que los monolingües, y que los efectos beneficiosos de hablar dos idiomas puede extenderse hasta una edad avanzada como protección contra la demencia.

El desafío de las escuelas donde sólo se habla inglés

Uno de los retos de criar a un niño que hable predominantemente español viene en el primer día de clases o en el preescolar, sobre todo si va a ser un entorno donde se hable sólo en inglés. Puedes ayudar a minimizar su frustración al asegurarte de que pueda expresar algunas necesidades clave en inglés, como pedir permiso para ir al baño. Ten en cuenta que los niños aprenden idiomas rápidamente y probablemente tu hijo estará muy a gusto con el nuevo idioma antes de que te des cuenta. Mientras tanto, sigue practicando el español en casa, ya que ahora estará escuchándolo menos horas.

Escuelas bilingües

Una manera de mantener la fluidez de tu hijo en español, y exponerlo al mundo de la lectura y la escritura en español, es inscribirlo en una escuela bilingüe. También llamadas escuelas de inmersión de dos vías, estos programas suelen ofrecer enseñanza en inglés y en español, durando cada uno aproximadamente la mitad del día. El resultado es que los niños no sólo serán bilingües, sino también biculturales y capaces de alcanzar un alto nivel de éxito académico. Muchos distritos escolares ofrecen algunas escuelas de idioma dual, ya sean escuelas regulares o tipo charter, además de que también hay escuelas privadas que emplean este modelo.

Más galerías de fotos



Escrito por piaf azul | Traducido por gerardo núñez noriega