¿Cómo criar a un niño autodirigido?

El ser autodirigido es un rasgo de personalidad que muchas personas tienen, aunque seguramente otras no. Como padre, tal vez temas que tu hijo carezca de la motivación necesaria para aprender y desarrollarse, y finalmente, ser exitoso. De acuerdo con la National Association of School Psychologists, los niños son autodirigidos por naturaleza, y aprenden de todo lo que ven y hacen. Sin siquiera darte cuenta, cada decisión que tomas, cada acción que realizas, y cada pensamiento que vuelves realidad le enseña algo a tu hijo, lo cual significa que si representas motivación y éxito, es probable que tu hijo siga tu ejemplo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Apoya y motiva a tu hijo conforme va aprendiendo a lo largo de sus años de formación, recomienda la National Association of School Psychologists. Si crías a tu hijo en un ambiente que apoye y promueva el aprendizaje y la exploración, es más probable que tu hijo desarrolle una curiosidad natural y el amor al aprendizaje que no poseen los niños cuyos padres no promueven estos aspectos.

  2. Permite que tu hijo tome sus propias decisiones de vez en cuando, aconseja la National Association of School Psychologists. Los niños tienen una sensación de satisfacción al tomar sus propias decisiones, ya sea que decidan qué puerta usar para salir del auto o cuál camiseta quieren vestir para ir de compras. Los niños que toman sus propias decisiones aprenden que ellos crean su propia satisfacción personal. Por otro lado, a los niños que sólo hacen lo que les dices que hagan se les llama extrínsecamente motivados, lo cual implica que aprenden que las recompensas que obtienen en la vida no surgen desde adentro, sino que provienen de otras personas. Los niños autodirigidos no están extrínsecamente motivados. Los niños no siempre toman las decisiones que quieres que tomen. Por ejemplo, tu pequeña podría decidir que quiere usar un vestido de verano en lugar de un suéter para ir de compras en medio del invierno. Para evitar hacer una escena, o una batalla de voluntades, en lugar de darle la opción de ponerse lo que ella desee, simplemente permítele elegir entre tus opciones seleccionadas, como un suéter rojo, azul o verde. De esta forma, tiene la opción de decidir, no se congelará, y está desarrollando una actitud autodirigida.

  3. Desarrolla la confianza personal de tu hijo. Ésta es un aspecto importante de los niños autodirigidos, ya que aquellos que no tienen la confianza para tomar sus propias decisiones no pueden volverse autodirigidos. Para ayudarle a desarrollar su confianza personal, sé un espejo positivo para él. Elogia sus buenas decisiones y motívalo siempre. Cuando se porte mal, no señales que esto se debe a que sea un chico malo, sino que tomó una mala decisión. Tus hijos se ven a sí mismos a través de tus ojos, lo cual quiere decir que necesitas mostrarles que los ves como chicos maravillosos.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por alejandro cardiel