Cómo criar a un niño con artritis

La artritis juvenil hace referencia a un grupo de condiciones que causa hinchazón, dolor, blandura y rigidez en las articulaciones de los niños que también puede afectar a los huesos, ligamentos y los órganos internos. Esta enfermedad generalmente es causada por problemas con el sistema inmunológico y es más propensa en niñas que en niños, destacó Centers for Disease Control y Prevention. El tipo más común de artritis en los niños es la Artritis juvenil idiopática. Por todas estas causas, criar a un niño con artritis puede realmente poseer ciertos desafíos para toda la familia.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Edúcate a ti misma sobre la artritis juevenil. Pregúntale al doctor de tu niño ciertas fuentes, un grupo de apoyo local o ponte en contacto con National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases Information Clearinghouse o con National Resource Center for Osteoporosis and Related Bone Diseases para obtener información sobre esta enfermedad.

  2. Asegúrate de que tu niño conozca su condición y que sepa que no es su culpa. Las enfermedades crónicas pueden ser muy difíciles para que los niños las comprendan, por eso, pueden llegar a pensar que es un castigo. Brindarle información certera y honesta sobre su condición puede ayudar a que se ajuste. Por ejemplo, no le prometas que la artritis se irá para siempre, pero explícale que es normal sufrir "destellos" de la enfermedad así como también periodos de remisión.

  3. Busca el mejor cuidado médico para tu niño. Es mejor si puede ver a un reumatólogo especializado o a un doctor que lo derive. Los niños con esta enfermedad a menudo son tratados por un equipo que suele incluir un fisioterapeuta, un dentista, un consejero, un oftalmólogo y un nutricionista.

  4. Trabaja en conjunto con la escuela a la que asiste para lograr obtener la mejor educación que sea posible. Algunos niños con artritis juvenil pueden beneficiarse de tener tiempo adicional para ir a clases o tener tiempo para llevarse libros al hogar. Los brotes de la artritis pueden causar que ellos falten a la escuela, por lo que la comunicación con sus maestros es esencial.

  5. Anímalo a que se ejercicio y practique deportes de equipo siempre que esto sea permitido por su doctor. La actividad física puede ayudarlo con su enfermedad ya que lo ayuda a permanecer flexible y saludable, dijo National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases; asimismo, los deportes en conjunto lo ayudan a desarrollarse socialmente, lo cual no es menor. Sin embargo, los doctores pueden desalentar algunos deportes durante los brotes.

  6. Trata a tu niño con total normalidad. Aunque es normal que ellos puedan sentirse disgustados o confundidos sobre la artritis juvenil, no dejes que su enfermedad justifique la conducta pobre o cambia tus expectativas. Por ejemplo, no permitas que tu hijo utilice su enfermedad como una excusa para evitar hacer su tarea o sus quehaceres.

Más galerías de fotos



Escrito por rebekah richards | Traducido por stefanía saravia