Cómo criar y disciplinar a un niño pequeño cristiano

El padre de un niño pequeño, sin importar la religión, a menudo tiene dificultades para saber la forma adecuada de manejar una multitud de situaciones que surgen del nacimiento a la adultez. Educar y disciplinar a un niño cristiano usa una mezcla de amabilidad y firmeza, mientras respeta las necesidades emocionales de desarrollo y diarias del niño. Vivir una vida basada en la fe cristiana diariamente le ofrece a un niño pequeño la mejor herramienta de aprendizaje: a ti y al ejemplo que provees.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Disciplina usando palabras positivas para explicar el mal comportamiento. Por ejemplo, si tu niño pequeño coge un adorno de la casa que se puede romper, quítaselo y explícale brevemente por qué no puede jugar con él. Cambia su atención dándole otro juguete y elógialo por jugar con su juguete.

  2. Comunícate abiertamente con tu niño pequeño diariamente. Déjale saber lo mucho que lo quieres y lo apoyas a través de palabras, abrazos, besos y cercanía. Los niños pequeños entenderán el concepto del amor y de quererse el uno al otro a través de la repetición de una rutina diaria de amor.

  3. Vive una vida cristiana llena de oración. Establece un ejemplo usando oraciones familiares para comenzar el día, antes y después de las comidas y a la hora de dormir. Pide perdón durante el momento de oración por el mal comportamiento durante el día. Recita pasajes de Juan 14:6 para reforzar el amor de Dios: "Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre”.

  4. Lleva a tu niño pequeño a la iglesia cada domingo. Esto incluye llevarlo a la escuela dominical y al servicio. Modela el comportamiento adecuado dentro de la iglesia para que tu niño pequeño lo imite. Esto le enseñará a tu hijo a sentarse en silencio y escuchar. Anímalo a ir al frente y sentarse en el servicio para niños.

  5. Establece un momento para leer libros cristianos a tu niño pequeño sobre hacer lo correcto o seguir las reglas. Habla sobre lo que está sucediendo en cada imagen. Por ejemplo, lee una historia sobre cómo tratar a los animales, como la historia "El arca de Noé". Habla sobre la forma correcta de cuidar, alimentar y querer a un animal. Usa animales de peluche para modelar el buen comportamiento.

  6. Anima a tu pequeño a hacer preguntas sobre las reglas y guías de la casa. Apégate a las reglas incluso si tu hijo se queja. Lee los 10 mandamientos del Éxodo 20:1-17 y explica que Dios tiene reglas para todos, incluyendo para mamá y papá. Las reglas de Dios fueron establecidas para protegernos y mostrarnos que nos quiere. Explica que las reglas en casa están hechas para mostrarle a tu hijo lo mucho que es querido y para mantenerlo seguro.

Más galerías de fotos



Escrito por kim blakesley | Traducido por ana maría guevara