¿Cómo criar adolescentes difíciles e irrespetuosos?

Ser padre es una tarea difícil, especialmente cuando los adolescentes son difíciles e irrespetuosos. Aunque en ocasiones es difícil de notar, los adolescentes desean amor y apoyo. Necesitan padres pacientes que puedan ayudar a guiarlos a través de los retos de volverse adultos. Los adolescentes necesitan que se les brinde un ambiente saludable en el cual puedan aprender y experimentar sus altibajos cotidianos. También necesitan padres que establezcan límites, pero que aún estén dispuestos a escuchar sus ideas y problemas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Mantente tranquilo, recomienda el sitio Drspock.com. Responde en lugar de reaccionar. Cuando un adolescente está siendo irrespetuoso, es fácil reaccionar con ira. Es la respuesta natural del cuerpo. Pero esto no le ayuda a nadie. De hecho, lo más seguro es que genere peleas y resentimiento.

  2. Explica cómo te hacen sentir las acciones de tu hijo. Sé sencillo y específico al explicar lo que tu hijo ha hecho mal y cómo te ha hecho sentir. Esto le ayuda a entender exactamente lo que es una conducta inaceptable. Además le enseña a comunicar su ira en lugar de expresarla físicamente.

  3. Escucha a tu hijo. Déjalo expresar su punto de vista, incluso si no está siendo respetuoso. Lo que está diciendo tal vez pueda tener sentido. Siempre es importante expresar los sentimientos, incluso si se expresan de forma inadecuada. Esto le mostrará a tu hijo que estás dispuesto a escuchar.

  4. No insultes a tu hijo ni muestres resentimiento. Esto no sólo lo hace sentir mal, también lo hará sentir que está bien insultarte en respuesta.

  5. Mantén el enfoque. En ocasiones los adolescentes replican para desviar la atención de su mala conducta. Reconoce sus sentimientos y repite tu punto.

  6. Escoge tus batallas. Como se explica en el sitio adoption.com, no vale la pena discutir por algunas cosas. Sin embargo, si la seguridad de tu hijo está en peligro, es justo que un padre se mantenga firme.

  7. Sé flexible. Invita a tu hijo a sugerir soluciones para los problemas. Encuentren soluciones que sean benéficas para todos. Esto le muestra a tu hijo que es importante y respetado. Por lo tanto, será más propenso a confiar en ti y respetarte como respuesta.

  8. Déjalo pasar. En ocasiones es fácil aferrarse al resentimiento, pero esto no es provechoso para nadie. En su lugar, intenta mantenerte positivo y guarda los castigos para los problemas serios.

Más galerías de fotos



Escrito por rose erickson | Traducido por alejandro cardiel