Crianza a solas de un hijastro adolescente

Por cualquier razón, las personas pueden encontrarse criando a solas a un hijastro. Esto podría ser debido a una muerte, una enfermedad, o a una reorganización familiar. Existen muchos desafíos en la educación de un hijo natural, y criar un hijastro tendrá su propio conjunto de problemas, malentendidos y complicaciones. Si estás criando a solas un hijastro adolescente, las sugerencias y orientación de otros pueden ayudarte a hacer una transición más suave.

Dale tiempo

Lleva meses e incluso años formar una relación de cualquier tipo. Convertirte en un padre adoptivo no es una excepción. El autor e investigador de familias adoptivas James Bray, en su libro "Stepfamilies: Love, Marriage and Parenting" (Familias adoptivas: amor, matrimonio y paternidad"), afirma que tardan de dos a tres años en vincularse las nuevas familias. Con la ausencia del apoyo de un compañero, el otro padre puede tardar más tiempo. En su libro, "Becoming a Stepfamily," (Llegar a ser una familia adoptiva), Patricia Papernow incluso dice que se pueden tardar hasta nueve años en producir un lazo real.

Sin presiones

Tratar de presionar a tu hijo para que acepte su situación y devuelva, amor, afecto y atención hacia ti y los que le rodean puede ser una batalla cuesta arriba. Permite que el adolescente resuelva sus problemas y te acoja a su manera y según su propio calendario. Si emocionalmente te rechaza, dale su espacio, trata de ser paciente y accesible y así, eventualmente, se acercará. Presionar a los adolescentes para las relaciones y vínculos para los que no están listos creará una falsa sensación de seguridad, cercanía y compromiso.

Atrévete a disciplinarlos

Como único partidario de la disciplina, tu posición es muy diferente a la de la mayoría de los padrastros. Otros pueden ser entrenadores, consejeros, amigos o alguien en quien confiar, pero como único padrastro debes ser algo como una madre o padre de crianza o adoptivo. Esto significa que la exigencia de disciplina de este adolescente es una necesidad ya que no hay nadie más que haga el trabajo. Haz todo lo posible para tener reglas y guías razonables, siendo a la vez coherente y justo.

Comunícate

Como con cualquier gran relación, la comunicación es clave. Trata de ser abierto y directo sobre tu papel de padre y deja que el adolescente sepa lo mucho que deseas que tu relación funcione y crezca. Hazle saber que, a pesar de que no puede ser tu hijo natural, él es tu responsabilidad y vas a hacer lo que sea para proporcionarle amor, alimentación, vivienda, educación y cualquier otra cosa que pueda necesitar. Incluso si un adolescente se resiste a tus buenas intenciones al principio, ellos sabrán en el fondo que buscas lo mejor para él en todo momento.

Más galerías de fotos



Escrito por sheryl faber | Traducido por jane laury