Crianza de los hijos en la etapa escolar

Mandar a un niño a la escuela por primera vez es una experiencia amarga para la mayoría de los padres. Una sensación de alegría mezclada con miedo a la separación. Quieres que tu hijo viva todo lo que la vida tiene para ofrecer, pero no quieres dejarlo ir. Como padre de un niño en edad escolar sentirás esa ansiedad a menudo durante su carrera académica. Al preparar a tu hijo para enfrentar los difíciles primeros pasos en cada nuevo nivel, estas simplificando el camino que ambos deben recorrer.

Cómo preparar a tu niño para la escuela

Mandar a tu pequeño hijo al ancho mundo a la tierna edad de cinco años puede sentirse injusto, innecesario e incluso cruel. Pero según los expertos de KidsHealth.com, puedes ayudar a aliviar esas primeras inquietudes practicando con tu hijo antes de que llegue el gran día. Actúa como si estuvieran en el aula, interpretando escenas tales como: colorear, conocer a los demás niños y guardar los objetos escolares. Conoce al maestro de tu hijo antes, visita el salón de clases y deja que tu niño pase algún tiempo allí buscando su cubículo, su asiento y aprendiendo dónde están los materiales escolares.

Enseña a tu hijo a enfrentar los problemas

A medida que el niño progresa a través de los grados, se enfrentará a desafíos que pondrán a prueba a los dos. Aprender a lidiar con los matones y los profesores difíciles es gran parte lo que debes enseñar a tu hijo a través de sus años escolares. Inculca un sentido saludable de la autoestima en tu niño y enséñale sobre la autoafirmación, la socialización y la cooperación; de esta manera, seguirá sus años de escuela con éxito, según los expertos de Education.com. La participación de los padres con el maestro y su trabajo en la escuela también ayudará a mantener las cosas funcionando sin problemas. Preséntate como un aliado a lo largo de cada año escolar y estate presente para apoyar a tu hijo en cada oportunidad.

Aliéntalo a hacer amistades

Tener la casa llena de niños durante toda la tarde quizás no sea una prioridad para una madre ocupada pero es importante para tu hijo. Proporcionar a los niños oportunidades de jugar juntos y generar lazos fuera de la escuela es importante en la infancia. Los recuerdos están hechos de estos momentos. Las amistades que tu hijo forja también son beneficiosas cuando hay problemas en la escuela. Cualquier circunstancia es mejor cuando hay un amigo que te apoya. Hacer y mantener amigos le da al niño autoestima, coraje y lo ayuda a darse cuenta de quién es en realidad.

Perseverar a través de los malos tiempos

Los años de la adolescencia a menudo traen consigo rebelión y malas actitudes. La presión de grupo, las malas decisiones o la simple curiosidad puede llevar a tu hijo a tomar malas decisiones que lo afectaran negativamente. ¿Cómo le demuestras a tu hijo que estás ahí para él pero sin que piense que apoyas su mal comportamiento? Según los expertos de la página web de Psychology Today, la respuesta está en el amor incondicional y las altas expectativas. Independientemente de las malas decisiones que tome tu hijo, estarás allí para amarlo si todo se desmorona. Nunca reduzcas las expectativas basándote en su comportamiento decepcionante.

Más galerías de fotos



Escrito por anne goetz | Traducido por jose fortunato