Criando a los hijos de un hermano

En el 2009, la U.S. Census Bureau publicó un extenso informe sobre la composición de los hogares con uno o más hijos menores de 18 años. Aunque el 69 por ciento de los niños viven en hogares con ambos padres, los niños restantes tienen todo tipo de arreglos domésticos. Casi cinco millones de niños viven con una tía o un tío. Existen tres tipos diferentes de arreglos para el cuidado familiar y cada uno tiene sus ventajas y desventajas potenciales.

Cuidado familiar informal

De acuerdo con el Child Welfare Information Gateway del gobierno federal, los adultos que cuidan de los hijos de sus hermanos u otros familiares se clasifican según el tipo de acuerdo que tengan. El cuidado familiar informal ocurre cuando la familia hace arreglos privados sin la participación del sistema de bienestar infantil. Si tienes este tipo de acuerdo, podrías encontrarte con dificultades para inscribir a los niños en la escuela, comprar seguros de salud, la búsqueda de atención médica y de calificar para beneficios financieros. Sin embargo, este es el tipo más flexible de acuerdo, permitiendo a tu hermano recuperar la custodia física de los niños cuando sea que esté listo.

Cuidado familiar voluntario

El cuidado familiar voluntario ocurre cuando el sistema de tu estado de bienestar infantil, pero no la corte, se involucra. Las leyes de cada estado varían y cada circunstancia es diferente. Sin embargo, en muchos casos el cuidado familiar voluntario es tan simple como llenar un acuerdo por escrito con tu agencia de bienestar infantil. Dependiendo de las regulaciones de tu estado, los padres del niño podrían ser capaces de concederte el permiso para que puedas tomar decisiones legales para el niño sin renunciar a la custodia legal. En otras circunstancias, los padres podrían tener que concederte la custodia legal temporalmente.

Cuidado familiar formal

El cuidado familiar formal se otorga a través del sistema judicial en conjunto con el sistema de bienestar infantil. En este caso, se te concede la custodia física y los derechos similares a los de los padres adoptivos. Sin embargo, el estado asume la custodia legal del niño y es responsable de asegurarse de que su cuidado sea adecuado. En este caso, los acuerdos del niño están muy regulados. Es posible que tengas que ser un cuidador con licencia. Las visitas entre padres e hijos se manejan generalmente a través de los tribunales. Tú, tu hermano y su trabajador social trabajarán juntos para desarrollar un plan de permanencia para una residencia estable a largo plazo para el niño. La mayoría de los estados ofrecen a aquellos con acuerdos de cuidado familiar formal, los mismos o similares beneficios que para los cuidadores que no son parientes.

Elegir un acuerdo

Ningún tipo de arreglo de cuidado es el adecuado para todas las familias. El estilo que escojas depende de tu relación con tu hermano, del tiempo que ambos esperan dure su acuerdo y si es que pueden trabajar en conjunto para satisfacer las necesidades del niño. Los acuerdos del cuidado familiar informal no están regulados legalmente, por lo que debes mantener una comunicación clara y abierta con tu hermano. Discutan temas tan críticos como el tiempo que el niño permanecerá bajo tu cuidado, con qué frecuencia y en qué circunstancias tu hermano verá al niño y si tu hermano participará financieramente en los gastos del niño. La dinámica familiar es otro tema importante. ¿Quién crea las reglas para el niño? ¿Se te permite llevar al niño fuera del estado o fuera del país para las vacaciones? ¿Qué pasa cuando tú y tu hermano no están de acuerdo sobre los métodos de crianza de los niños? En un acuerdo de cuidado familiar voluntario, los acuerdos básicos del niño se manejan a través de la agencia de bienestar infantil. Tu trabajador social puede requerir la verificación de antecedentes de todos en tu hogar y visitas domiciliarias periódicas. Tu trabajador social los asistirá a ti y a tu hermano en la elaboración de un plan escrito para satisfacer las necesidades del niño. También puedes calificar para recibir asistencia como servicios de terapia y cuidado de relevo. Ten en cuenta que los acuerdos de cuidado familiar formal les quitan la custodia legal a ti y a tu hermano. Lo que sucede después depende de los tribunales, que dependen de la agencia de bienestar infantil para hacer recomendaciones. Aunque esta solución es ideal para muchas familias, no debe tomarse a la ligera.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa fritscher | Traducido por ana karen salgado beltrán