Cremas para los talones agrietados

Los talones agrietados se conocen médicamente como fisuras del talón y a menudo son el resultado de un cuadro de xerosis o piel muy seca. Las grietas profundas se pueden formar a lo largo de los bordes posteriores de los talones, por lo que son muy dolorosas y a veces lo suficientemente profundas para sangrar. Para la mayoría de las personas, esta condición es molesta; sin embargo, para los diabéticos y las personas con problemas de circulación, las grietas profundas en los talones pueden ser un portal para las infecciones, apunta el sitio web Foot Pain Explained. Hay una serie de cremas disponibles para tratar con eficacia este problema, pero lo más recomendable es consultar a tu médico antes de usar cualquiera de ellas.

Cremas hidratantes con lactato de amonio

Las cremas con lactato de amonio se utilizan para suavizar e hidratar la piel seca y escamosa. De acuerdo con Drugs.com, las cremas como Lac-Hydrin, son fórmulas humectantes que incrementan la cantidad de humedad en la piel y actúan suavizando la piel. El lactato de amonio es sólo para uso externo y puede causar ardor o comezón cuando se aplica en la piel abierta. Se reportan pocos efectos secundarios, entre los que se incluyen irritación, enrojecimiento, picazón y fotosensibilidad. No se recomienda su uso en las mujeres embarazadas o que están amamantando. Es posible que se presenten reacciones alérgicas, por lo que cualquier signo de urticaria o de dificultad para respirar debe ser reportado al médico de inmediato.

Cremas con urea

Las cremas con urea, tales como Keralac, se utilizan para curar ciertas enfermedades de la piel, pero también se pueden usar para combatir las fisuras del talón. De acuerdo con HealthSquare.com, estas fórmulas contienen tanto un emoliente como un queratolítico que trabajan juntos para hidratar y eliminar la piel seca y agrietada. El emoliente aporta una capa aceitosa en la parte superior de la piel que permite retener la humedad, mientras que el queratolítico trabaja disolviendo la capa córnea, lo que hace que la superficie se suavice. Las cremas con urea son sólo para uso externo y no deben ser aplicadas ​​cerca de la boca o los ojos. Los efectos secundarios más comunes incluyen irritación y comezón. Es posible que la urea produzca una reacción alérgica. Esta situación debe informarse al médico de inmediato.

Jalea de petroleo

La jalea de petroleo es una preparación de venta libre que se conforma de aceite mineral, ceras y parafina. De acuerdo con la Vaseline, este producto se funde en la piel y crea una barrera para la humedad interna que protege la piel de la sequedad. La jalea de petroleo es muy grasosa, así que lo mejor es untarla por la noche antes de acostarse y cubrir los pies con calcetines de algodón al 100% para proteger tus sábanas de las manchas. En la actualidad, hay cierta preocupación sobre la seguridad de la jalea de petróleo, sobre todo debido a sus impurezas. De hecho, su uso ha sido prohibido en Europa.

Aceite de bebé

El aceite de bebé es un recurso muy popular para tratar la piel seca, incluyendo los talones agrietados. Para obtener los mejores resultados, se sugiere aplicarlo cuando la piel todavía está húmeda como puede ser luego de un baño o una ducha. Los aceites duran más tiempo sobre la piel que las cremas hidratantes a base de agua. Estos funciona sellando la humedad y evitando su evaporación.

Manteca de karité

La manteca de karité es otro tipo de crema que se puede utilizar para prevenir los talones secos y agrietados. Según lo dicho por Foot Pain Explained, cabe la posibilidad de que la gente que es sensible o alérgica a otros emolientes y humectantes, pueda tolerar este producto. La manteca de karité es extraída de las semillas del árbol de karité. Se trata de un compuesto suave que no tiene aditivos químicos, colorantes ni perfumes. Es un humectante muy rico que ayuda a mantener el agua dentro de la piel.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn meininger | Traducido por pei pei