Cremas faciales costosas

Encontrar la mejor crema facial es esencial para verte y sentirte de la mejor manera. El propósito principal de las cremas es ayudar a equilibrar los niveles de humedad en la piel. Otros productos pueden reducir la apariencia de los poros, el acné, las arrugas y las líneas finas. Con todos los cosméticos disponibles en el mercado, hay una idea errónea de que tienes que gastar mucho dinero para conseguir tu mejor rostro. Considera específicamente cuáles son tus necesidades antes de llegar a la tienda de belleza, y lee todas las etiquetas de ingredientes cuidadosamente.

Tipos

Antes de permitir que los precios te confundan, es crucial que conozcas el tipo de producto que estás buscando. Primero, determina tu tipo de piel. La piel puede clasificarse como normal, seca, mixta o grasa. La mayoría de las etiquetas de fábrica advierten para qué tipo de piel es el producto en cuestión. Cuando haya duda, analiza si el producto contiene aceite o agua. Los productos a base de aceite son para las pieles más secas y tienden a ser cremosos, mientras que los hechos a base de agua son mejores para los tipos de piel normal, mixta o grasa y tienden a ser más líquidos. Si tienes piel sensible, evita productos con alcohol, colorantes y fragancias artificiales.

Ingredientes posibles

Muchas cremas faciales costosas anuncian ingredientes revolucionarios exclusivos para sus productos. Esto es cierto en algunos casos. Pero para obtener resultados favorables, no tienes que gastar US$275 por dos onzas de crema que contenga un caldo marino envejecido o US$680 por una onza de crema con extracto de caviar. Una investigación en las etiquetas de los productos puede revelar muchos de los mismos ingredientes en estas y otras cremas faciales de precios variables. Algunos ingredientes buenos y comunes en la mayoría de los productos faciales incluyen vitaminas A, C y E, así como aceites esenciales, aloe y ácidos alfa hidroxi.

Promesas de milagros

Cuando se trata de cremas faciales costosas, puedes estar pagando por más que únicamente un gran nombre de marca. Muchos productos del mercado hacen promesas extravagantes. Las afirmaciones pueden ir desde la promesa de quitarle años a tu piel, mientras otras compañías pueden asegurar que los usuarios experimentan cambios importantes en sólo un par de días. Muchas de estas afirmaciones no sólo son falsas, sino que los ingredientes de marcas menos conocidas también pueden ser peligrosos. La U.S. Food and Drug Administration no regula las cremas faciales y otros cosméticos de la misma manera en que regula los medicamentos de mostrador, así que no hay garantías en términos de eficacia y seguridad (Referencia 1). Utiliza éstos productos bajo tu propio riesgo, e investiga las afirmaciones que suenan demasiado buenas para ser verdad. Algunos fabricantes reportan sus propios estudios de la efectividad de sus productos y deben indicar ya sea que los resultados fueron verificados por la FDA, que carece de los recursos para probar la mayoría de los alimentos, medicamentos y productos de belleza del mercado.

Ingredientes de protección solar

Aparte de hidratación básica y el tratamiento de ciertas problemáticas de belleza, las cremas faciales también pueden ofrecer protección solar. Éste es un beneficio agregado que deberías aprovechar completamente, ya que la protección puede ayudarte a proteger tu piel de los rayos UV que llevan a signos visibles de envejecimiento prematuro y, a la larga, cáncer. La American Society for Dermatologic Surgery recomienda elegir un producto con FPS de 30 o mayor. Ten en mente que éste tipo de productos faciales se ofrecen en varios niveles de precios. Recordando tus necesidades y buscando los ingredientes adecuados, puedes probablemente encontrar una crema facial de acción dual o loción y protector solar a un precio razonable.

Consideraciones

No importa cuál sea el precio de una crema facial, la American Society for Dermatologic Surgery dice que puede tomar de seis a ocho semanas hasta que notes resultados significativos. La falta de paciencia es una de las razones por las que muchas consumidoras renuncian a los productos antes de que tengan la oportunidad de tomar el efecto completo. Al mismo tiempo, también puede llevar tiempo encontrar el mejor producto, así que deberías estar dispuesta a intentar tantas versiones como sea necesario (Referencia 1). Si no puedes experimentar ninguna mejora en la hidratación y textura de la piel con productos de mostrador, consulta a un dermatólogo para una evaluación. Y recuerda que una buena nutrición, la ingesta adecuada de agua, actividad regular física, dormir lo suficiente y liberar el estrés son factores que pueden mejorar tu cutis.

Más galerías de fotos



Escrito por kristeen cherney | Traducido por arcelia gutiérrez