Cremas exfoliantes corporales caseras con vitamina E

Hacer tu propia crema exfoliante en el hogar puede ayudarte a ahorrar dinero y te brinda un control sobre los ingredientes que aplicarás sobre tu piel. Necesitas dos componentes en una crema exfoliante: un ingrediente abrasivo y un ingrediente humectante. Mezcla aceite de vitamina E con una gran variedad de productos naturalmente abrasivos para crear un exfoliante casero, completamente natural.

Beneficios de la vitamina E

La vitamina E no sólo es buena para el interior del cuerpo sino que su uso tópico beneficia la piel. Esta vitamina versátil se usa para tratar las heridas, las quemaduras y las cicatrices. También ayuda a eliminar el acné y alisa las arrugas acelerando la regeneración de las células, lo que le brinda una apariencia juvenil a la piel. La vitamina E también agrega humedad a la piel y ayuda a retener la hidratación general. En esencia, puede ayudar a transformar la piel seca y sin vida en una saludable y bien humectada. Compra aceite de vitamina E o adquiérelo en forma de cápsulas.

Exfoliante de azúcar morena

La ligera aspereza del azúcar morena la hace ideal para eliminar las células muertas de la piel. En un tazón, mezcla 1/2 taza de aceite de oliva extra virgen, una cucharadita de aceite de vitamina E y una cucharadita de extracto puro de vainilla. Agrega una taza de azúcar morena y una cucharada de miel hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados. Almacena tu crema exfoliante comercial en un recipiente con tapa.

Exfoliante de bicarbonato de sodio

En los exfoliantes caseros, el bicarbonato de sodio elimina las células muertas de la piel. Mezcla 1/3 de bicarbonato de sodio, 1/2 taza de aceite de almendras y 1/2 cucharadita de aceite de vitamina E en un frasco con tapa. Si deseas agregarle fragancia al exfoliante, añade unas 10 gotas de aceite esencial, como el de lavanda o de vainilla. El aceite de almendras y de vitamina E reponen la humedad.

Exfoliante de sal de mar

La sal de mar levemente abrasiva elimina la piel muerta y seca mientras los aceites en esta crema exfoliante reponen la humedad. Para hacerla, mezcla 1/2 taza de sal de mar con 1/8 de taza de aceite de nueces, de jojoba, de semillas de uva o de aguacate. Revuelve nuevamente y transfiere la mezcla a un recipiente con tapa para almacenarla.

Usar las cremas exfoliantes corporales

Las cremas exfoliantes corporales caseras son aptas para todos los tipos de piel, pero quienes tienen la piel grasa pueden tolerar una exfoliación más frecuente que las personas que tienen la piel seca o sensible. En la revista "Health" el dermatólogo Harold Lancer afirma que exfoliarte dos veces por semana debería ser suficiente. Presta atención a la piel en busca de señales de que estás usando la crema exfoliante con demasiada frecuencia. El enrojecimiento, la irritación y una resequedad extrema son signos de una exfoliación en exceso. Para usar una crema corporal exfoliante, humedece la piel con agua tibia y luego toma la crema del frasco. Masajéala sobre la piel usando movimientos corporales y luego enjuaga bien.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por alejandra prego