Cremas caseras para el cabello en transición

Después de usar productos para alisar químicamente tu cabello, probablemente pienses que es fácil la transición a su estado natural. Sin embargo, pasar de un cabello alisado a un cabello natural no es un proceso sencillo. Si decides que no quieres cortarte el pelo y que quieres dejarlo crecer, prueba con una crema preparada en casa para humectar tu nuevo crecimiento del cabello y para evitar quebraduras.

Cabello en transición

Cuando dejas de usar alisadores químicos, la transición al cabello natural puede hacer que tu pelo se torne muy seco y hasta posiblemente quebradizo. Las metas durante la transición incluyen humectar tu pelo y luego sellar la humedad con aceites, reparando el daño causado por los agentes químicos abrasivos y evitando las quebraduras. Una crema preparada por ti a base de ingredientes naturales combinada con determinados aceites puede ayudar en el proceso.

Bases

La manteca de karité pura, el coco y el yogur pueden ser beneficiosos para el cabello en transición. La manteca de karité puede ayudar ha reparar el pelo que ha sido dañado por los alisadores químicos. También ayuda a mantener la humedad y a suavizar tu cabello. La crema de coco se puede utilizar como un acondicionador casero para el cabello en transición combinada con yogur natural, aceite de coco y una pequeña cantidad de jugo de lima o de limón. Una mezcla de puré de aguacates o bananas y varios aceites también puede ayudar a acondicionar el cabello.

Aceites

Los aceites naturales como el coco no refinado, el de aguacate, el de almendras, el de oliva y el de jojoba ayudan a prevenir la sequedad y a sellar la humedad en tu pelo. Otros aceites naturales como el aceite de semilla de uva, el aceite de coco y el aceite de semilla de zanahoria también pueden ayudar a mejorar el estado de tu cabello, mientras que el aceite de bardana puede ayudar a tratar la caspa.

Tratamiento

Una vez que elegiste los ingredientes para tu crema para el cabello, colócalos en una fuente para microondas y caliéntalos durante dos minutos a una potencia del 80 por ciento. Une la mezcla con una batidora eléctrica hasta que alcance una consistencia cremosa. Aplica la mezcla en tu cabello. Para proteger más tu pelo, usa un pañuelo o cúbrelo de otro modo, y evita peinados tirantes que puedan quebrar tu cabello. Proteger tu pelo con algo que lo cubra por la noche, como una gorra de satén, también puede prevenir las quebraduras.

Más galerías de fotos



Escrito por jen morel | Traducido por irene cudich