¿La crema de lanolina es mala para los lactantes?

Durante los primeros días de la lactancia, muchas madres tienen dificultades con una cierta cantidad de irritación del pezón. Un mal enganche, la piel sensible y simplemente acostumbrarse a la lactancia materna pueden causar sensibilidad. Las cremas de lanolina se recomiendan a menudo para tratar e hidratar la piel, calmar las molestias y ayudar con la curación. Aunque la lanolina purificada es segura para los bebés y sus madres, saber elegir el producto adecuado es esencial.

Lanolina

La lanolina es un emoliente humectante derivado de la lana de oveja. Las ovejas segregan esta sustancia para proteger su piel y hacer su lana impermeable. A veces se le conoce como grasa de lana, porque es gruesa, cerosa y de color amarillo. Tiene un ligero olor, incluso cuando está completamente purificada. Varios grados de lanolina están disponibles, sobre la base de su pureza. Las madres lactantes deben elegir lanolina vendida como 100 por ciento purificada, de grado médico de acuerdo con La Leche League International (la Liga Internacional de La Leche). Hay un número de diferentes marcas disponibles en la sección de productos de bebé de tu tienda de abarrotes o farmacia local.

Usando lanolina

Las madres lactantes pueden aplicarse lanolina después de amamantar. Promueve la curación húmeda de heridas y es especialmente útil para los pezones agrietados. Para utilizar la lanolina, coloca una pequeña cantidad en tus manos y ablandarla con los dedos. Aplícala suavemente, dejando una capa relativamente gruesa en los pezones. No hay necesidad de limpiar o lavar la crema de lanolina antes de alimentar a tu bebé.

Soluciones

Si bien la lanolina puede promover la cicatrización de las heridas y aliviar el malestar, las madres que amamantan deben considerar el motivo del dolor, en lugar de simplemente tratar de aliviar los síntomas. En la mayoría de los casos, el dolor en los pezones, especialmente las grietas o sangrado, es el resultado de un mal posicionamiento y enganche. Un especialista en lactancia o líder de La Liga de la Leche pueden aconsejarte para corregir los problemas de posicionamiento y te ayudará a amamantar cómodamente.

Alternativas

Aunque a menudo se recomienda la crema de lanolina, las madres también pueden optar por un método más simple para tratar el dolor en los pezones. Simplemente exprime un poco de leche al final de cada alimentación y permite que la leche materna, la forma natural antibacteriana con alto contenido de grasa, se seque en tus pezones para promover la curación. Esto es especialmente efectivo para la irritación leve. Las madres que sufren de graves molestias también pueden considerar un apósito de hidrogel, una preparación médica a base de agua, para promover la cicatrización de la herida húmeda, en lugar de la crema de lanolina.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle powell-smith | Traducido por barbara obregon