Cómo hacer una crema humectante

La humectación adecuada puede convertir tu piel con aspecto similar al de un lagarto en una seductora piel de cordero en poco tiempo. Desafortunadamente, el costo de mantener la dermis hidratada puede arruinarte el bolsillo. Si estás cansada del alto costo de los humectantes de buena calidad es el momento de dirigirte a la cocina. Con algunos artículos básicos que se encuentran en la cocina y algunos ingredientes de base puedes crear tu crema humectante que será tan eficaz como las costosas botellas que compras en las tiendas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Cera de abejas
  • Tazón apto para el microondas
  • Aceite natural de jojoba o de semillas de uva
  • Aceite esencial de tu preferencia
  • Detergente lavavajillas
  • Licuadora
  • Agua destilada
  • Agua aromática (opcional)
  • Frasco de vidrio grande

Instrucciones

  1. Corta dos cucharadas de cera de abeja y luego pícala en trozos más pequeños. El tamaño de las piezas no es importante. Al cortarla la ayudas a que se derrita más fácilmente.

  2. Coloca la cera de abejas picada en un tazón apto para el microondas y agrega 3/4 de taza de un aceite natural, como el de jojoba y el de semillas de uva.

  3. Calienta el tazón en el microondas en un ajuste alto durante 15 segundos. Revuelve la solución durante 15 segundos adicionales si no está completamente líquida. No la calientes en exceso.

  4. Vierte de ocho a diez gotas de cualquier aceite esencial que te agrade a la mezcla y revuelve bien. Algunos aceites que puedes probar son el de lavanda, el de naranja o de limón.

  5. Deja el tazón en reposo hasta que alcance la temperatura ambiente. Si la mezcla está demasiado caliente quedará líquida en lugar de espesarse como una loción.

  6. Esteriliza la jarra de la licuadora, la tapa, las hojas, la espátula y un frasco colocándolos en el lavavajillas junto con un poco de detergente lavavajillas. Enciende el lavavajillas y espera hasta que se apague. Quita los elementos, teniendo cuidado de no tocar el interior de los bordes, ya que esto puede contaminarlos.

  7. Vierte la mezcla en la licuadora y agrega una taza de agua destilada. Si así lo deseas, puedes sustituirla con el agua aromática de preferencia.

  8. Enciende la licuadora con un ajuste bajo y observa de cerca la mezcla hasta que se espese y obtenga la consistencia deseada.

  9. Localiza un frasco que sea lo suficientemente grande como para contener al menos 2 tazas de loción. Puedes comprar un frasco nuevo o usar uno que ya tienes en casa. Si usas un frasco existente, esterilízalo poniéndolo en el lavavajillas o hiérvelo en agua durante 5 a 10 minutos.

  10. Recoge la mezcla de la licuadora y ponla en el frasco esterilizado usando una espátula esterilizada.

Consejos y advertencias

  • Este humectante es apropiado para todas las zonas del cuerpo, incluyendo el rostro.
  • Desecha el resto de la loción después de seis meses.
  • Almacena la loción en un lugar fresco, alejado de la luz solar directa.
  • Puedes crear cualquier aroma que te agrade mezclando y combinando los aceites esenciales y el agua aromática.
  • No uses agua del grifo, ya que contiene químicos y microbios.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly johnson | Traducido por alejandra prego